Los desbroces de la Xunta siguen sin comenzar a las puertas del alto riesgo de incendios

Rural.- (AMP2) Drones y unas 7.000 personas participarán en el operativo contra incendios forestales de la Xunta en 2019
REMITIDA - Archivo
Publicado 08/06/2019 13:04:52CET

   Fegamp y Seaga advierten "retrasos" en estos trabajos mientras Medio Rural lo niega y apunta que empezarán "este mes, como estaba previsto"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Cuando quedan tres semanas para el inicio de la época de alto riesgo, todavía no han comenzado los desbroces de las franjas para preservar la seguridad de las viviendas frente a los incendios forestales que la Xunta prevé asumir en 4.500 hectáreas con elevada actividad incendiaria de Galicia.

   Así lo ratifican fuentes de la Administración autonómica, de Fegamp y de Seaga consultadas por Europa Press. Con todo, mientras por un lado la federación de municipios y provincias y la empresa pública advierten de "retrasos" en estos trabajos, la Consellería de Medio Rural lo niega y apunta que comenzarán "este mes, como estaba previsto".

   El pasado 15 de abril, la Xunta firmó una adenda al convenio suscrito entre las tres partes y anunció que en estas 4.500 hectáreas de 34 ayuntamientos que son los que más padecen el fuego en la comunidad (son 695 aldeas repartidas en 68 parroquias) se limpiarían las franjas de seguridad entre mayo y junio.

   Sin embargo, transcurrida ya la primera semana de junio, Seaga "no desbrozó aún ninguna parcela" porque antes "tenían que hacer los ayuntamientos los planes de incendios", según señala el portavoz del comité de empresa de Pontevedra Josafat Puente, quien sí precisa que fueron contratados técnicos, según supone, "para delimitar las franjas".

   También las fuentes de la Fegamp indican que la entrada de Seaga en las fincas "se ha retrasado" y lo atribuye a lo mismo: que los planes contra incendios de estos 34 municipios (los que marcan los perímetros de las franjas) aún no han sido aprobados "de forma definitiva".

LA CARTOGRAFÍA YA ESTÁ LISTA...

   Al respecto, la consellería matiza que, "de hecho, se podría proceder a la limpieza sin que esté aprobado el plan, ya que en los ayuntamientos priorizados ya se dispone de la información cartografiada para conocer qué parcelas se encuentran en las franjas secundarias".

   Por eso dice Medio Rural que "no es así", que "no hay tal retraso". "Lo que sucede es que se están mezclando las diferentes líneas de actuación que contempla el convenio de protección de las aldeas firmado con Seaga y la Fegamp", expone.

   En cualquier caso, quedan tres semanas para desbrozar las franjas en tiempo y forma (antes del inicio de la época de alto riesgo) en un total de 4.500 hectáreas. Otra cosa, argumenta, es el plazo de limpieza voluntaria de fincas, que ya ha expirado (el pasado 31 de mayo).

...PERO HAY QUE "MOVILIZAR A LOS VECINOS"

   La Xunta avisa además de una condición relevante: el desbroce que asumirá la consellería a través de Seaga en los 34 consistorios con parroquias priorizadas "está previsto que comience este mes de junio tal y como estaba previsto", pero "son los propietarios los que deben adherirse al convenio para que se pueda actuar en sus parcelas".

   "Es decir, los propios particulares tienen que firmar los contratos de gestión de la biomasa y corresponde a los ayuntamientos movilizar a los vecinos para que firmen estos contratos", explica el Gobierno gallego.

   Para ello, el departamento que dirige José González programa "encuentros abiertos" con los habitantes de estos municipios. El propio González acudirá a uno de los ayuntamientos de cada provincia, según indica la consellería (ya se produjo el de Boborás, en Ourense).

UN AÑO POR DETRÁS DE LO PREVISTO

   En este escenario, Medio Rural habla ahora del objetivo de actuar en "unas 4.500 hectáreas este año hasta llegar a unas 16.000 al término del periodo 2019-2022".

   No obstante, hace un año, en plena ofensiva de la Xunta de Alberto Núñez Feijóo para atajar este problema tras la ola de incendios que provocó cuatro muertes en octubre de 2017, tanto él como la consellería se fijaban ese mismo propósito, pero para el periodo 2018-2021. Lo que determina que, a día de hoy, Galicia está un año por detrás de lo previsto en la meta marcada.

   El 9 de agosto de 2018 se selló este acuerdo entre administraciones para los desbroces (al que después hubo que incluir la mencionada adenda). En una rueda de prensa conjunta de la por entonces conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez; el responsable de Seaga, Pablo Arbones; y el presidente de la Fegamp, Alfredo García, se fijaba el mes de septiembre de ese año para el inicio de los trabajos sobre el terreno.

   Alfredo García apuntaba a que en "15-30 días" (desde el 9 de agosto) iban a iniciarse las tareas de desbroce para eliminar pinos, eucaliptos y acacias en franjas alrededor de núcleos en las zonas más afectadas por los incendios.

   Posteriormente, ya con José González al frente del departamento de Medio Rural, el conselleiro ha defendido en sede parlamentaria que los trabajos no deben iniciarse con un adelanto que haga que la maleza rebrote.

   Sobre esta limpieza, que se refiere tanto a la eliminación de árboles pirófitos como a maleza, los trabajadores de Seaga han denunciado recientemente que se acabará haciendo en plena campaña de alto riesgo, tal y como ocurría otros años, a la par que se compagina con la extinción.

63 PLANES, MISMA CIFRA DE AVISOS DE FISCALÍA

   A día de hoy, Medio Rural ha elaborado y entregado 63 planes a sus respectivos municipios, además del enlace con la clave de acceso al visor "para que identifiquen a los propietarios de las parcelas".

   Ahora, aborda otro turno con 29 nuevos planes, con la finalidad de llegar a los 92 "entregados antes del verano, tal y como se comprometió esta consellería". Y termina apostillando que "la responsabilidad de aprobarlos es de los ayuntamientos".

   En realidad, estos planes son obligatorios por ley en Galicia desde hace 12 años, cuando se aprobó la ley contra incendios en vigor (por parte del Gobierno bipartito).

   Precisamente, la Fiscalía de Medio Ambiente escribió en abril a 63 alcaldes gallegos de zonas con alta incidencia de incendios forestales para informarles de que hará un seguimiento de su actuación en esta materia y no descarta abrir una "investigación penal concreta" si estos no cuentan con un plan de prevención de incendios para estas áreas y vuelve a producirse un nuevo siniestro.

Contador