(AMP) El operativo contra incendios de este verano estará compuesto por 5.708 personas, 19 más que en 2012

Actualizado 27/05/2013 16:13:43 CET
EUROPA PRESS

(Este teletipo sustituye al anterior sobre el mismo tema por una ampliación en los datos)

El operativo contra incendios de este verano estará compuesto por 5.708 personas, 19 más que en 2012

Quintana presenta el Pladiga 2013 como "el mejor ejemplo" de coordinación y destaca el consenso de la Fegamp sobre las brigadas municipales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

El operativo contra incendios forestales de la campaña de alto riesgo en Galicia --que va del 1 de julio al 30 de septiembre-- estará compuesto por 5.708 personas, 19 más que en 2012 pero 344 menos que en 2011, según ha informado este lunes la Consellería de Medio Rural e do Mar.

Esta cifra está incluida en el plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) de 2013, que la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha presentado como "el mejor ejemplo de una actuación coordinada", debido a la incorporación de, entre otras novedades, las brigadas municipales que deberán mantener limpias las franjas de biomasa de los entornos rurales y urbanos.

Según los datos aportados por la consellería, a través de un comunicado remitido tras la reunión del Consello Forestal de este lunes, para esta campaña, el dispositivo de lucha contra los incendios estará integrado por esas 5.708 personas y "reforzado por personal del ministerio, del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", hasta superar los 7.000 efectivos.

En cuanto a medios materiales, el Pladiga 2013 recoge la disposición de 32 medios aéreos --entre los propios de la Xunta y los que aporta el Estado-- y 360 medios mecánicos, entre los que la consellería resalta las 156 motobombas del Servizo de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais (SPDCIF). A ellos se suman cisternas, palas y otros vehículos, apunta.

Como objetivo general del Pladiga 2013 "se mantiene" el de reducir "al mínimo posible" los daños ecológicos, económicos y sociales producidos por los incendios forestales, "dentro de los recursos disponibles", según explica la nota de Medio Rural.

Asimismo, resalta, "permanecen los fines complementarios establecidos el pasado año, que se centran en no superar la media de 3 hectáreas de superficie afectada por fuego y, en cuanto al tamaño de los incendios, mantener el número de los mayores de 25 hectáreas por debajo del 2% del total y el porcentaje de aquellos menores de una hectárea por encima del 70% del total".

"Se mantiene, además, el objetivo concreto de reducir el número de incendios y la superficie quemada total con respecto de la media de los últimos diez ejercicios", señala.

"Creo que el mejor ejemplo de una actuación coordinada se pone de manifiesto este año con los planes de prevención y lucha contra los incendios forestales donde participamos absolutamente todas las administraciones que tenemos competencias en la materia", ha destacado la conselleira en declaraciones a los medios antes de dar inicio al Consello Forestal, donde este lunes se dio traslado de las líneas principales del Pladiga 2013.

RECHAZA LAS CRÍTICAS

En relación a las críticas recibidas en las últimas semanas a un sistema del que organizaciones profesionales, sindicales y políticas cuestionan su operatividad y eficacia, Quintana ha confesado no saber si lograría recabar el consenso de los participantes en la reunión de este lunes, que antecede a la aprobación definitiva del Pladiga, prevista finalmente para el Consello de la Xunta de este jueves, día 30.

"Lo que sí tengo que decir es que hay un consenso en el seno de la Fegamp --Federación Galega de Municipios e Provincias--, donde están representados todos los alcaldes y todos los colores políticos", ha resaltado.

Al respecto, ha subrayado que "todos valoraron positivamente estas actuaciones que se están haciendo para colaborar lo máximo posible con todas las entidades locales". "Puedo entender los miedos, los temores... pero lo que está claro es que es necesario aplicar la ley, es necesario cambiar la filosofía que tenemos de lo que hay que hacer en los montes y eso estamos poniendo en práctica", ha incidido la titular de medio rural del Ejecutivo gallego.

Así las cosas, Quintana ha replicado a los reproches que "no se dio ningún paso sin antes aprobarlo en el seno de la Fegamp, con todos los apoyos de todos los que participan en el órgano de dirección".

Sobre los plazos en que el Pladiga 2013 verá luz verde, ha señalado que son "fechas similares a las de años anteriores". Incluso, ha comentado, "el año pasado fue un poquito más tarde". "Pero bueno, en torno a mediados de mayo, finales de mayo, principios de junio es cuando se suele aprobar siempre", ha resuelto.

"AYUDAR" A LOS AYUNTAMIENTOS

La responsable del departamento autonómico ha recalcado que la firma de convenios con las corporaciones locales para la constitución de unas 275 brigadas de prevención y lucha contra los incendios forestales responde a la entrada en vigor de la Ley de montes.

También ha hecho hincapié, a preguntas de los periodistas, en que este dispositivo y los medios para la contratación del personal --la Xunta financia como mínimo un 75% del coste-- tienen en cuenta "las dificultades económicas que están atravesando los ayuntamientos".

La finalidad de los acuerdos, según ha enfatizado, es "ayudar" a los consistorios a poner en marcha las brigadas "que establece la ley que tienen que tener para esos trabajos de prevención".

Así, Rosa Quintana ha pedido "no olvidar" que las competencias del Gobierno en la lucha contra el fuego se territorializan "en el monte y no en los entornos de núcleos rurales y urbanos".

"A veces nosotros nos vemos obligados a dejar el incendio en el monte propiamente por ir a salvar los entornos de las casas, que todos entendemos que es prioritario", ha apuntado, antes de llamar la atención sobre que lo que se está "poniendo a disposición de las administraciones locales" es "el máximo apoyo económico y organizativo para ayudarles en estos difíciles momentos".

OTRAS NOVEDADES

Quintana ha explicado que, en lo que respecta al Pladiga, se trata de "actualizar" el plan de 2012, que contemplaba un total de 5.689 personas dentro del operativo de la Xunta de Galicia contra los incendios forestales de la campaña de alto riesgo, 363 menos que en 2011.

La conselleira ha valorado otras novedades dentro de esta planificación como los convenios de colaboración con las entidades locales "desde el punto de vista de la constitución de los GES --Grupo de Emergencia Supramunicipal--", en los que participan la Fegamp y las cuatro diputaciones.

Por último, se ha referido a otros convenios con la Fegamp "para facilitar la elaboración de unas ordenanzas tipo para la gestión de la biomasa y elaborar los planes piloto de prevención de incendios a los que hace referencia la ley".

"Todas las administraciones responsables entendemos que tenemos que hacer trabajos de prevención de los incendios y de valorización de los diversos aprovechamientos del monte. Y eso empezamos este año a incorporarlo en el Pladiga", ha indicado.

Este año, la Xunta también colabora con la Federación Galega de Caza, la Unión de Radioaficionados Españoles y la Asociación de usuarios de vehículos todoterreno en labores relativas a la prevención.

Además, según avanzó la conselleira en una entrevista concedida a Europa Press, este año habrá más cámaras de videovigilancia en los montes gallegos y se probarán helicópteros con visión nocturna de infrarrojos y globos aerostáticos.

El Consello Forestal de este lunes abordó, asimismo, los borradores de los decretos de ordenación de los montes y el de gestión de los usos y aprovechamientos del monte.