Actualizado 27/06/2007 16:38 CET

Rural.- Asefoga lanza una guía de buenas prácticas ambientales para recuperar espacios y recursos hídricos degradados

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga) distribuirá de manera gratuita entre los profesionales del sector agroforestal una guía de buenas prácticas ambientales para promover la recuperación de espacios y recursos hídricos degradados.

La 'Guía de boas prácticas ambientais para recuperar espacios e recursos hídricos degradados' identifica los problemas medioambientales que experimentan espacios agrarios y recursos del medio rural como los incendios, ciertas aportaciones de nutrientes excesivos a los embalses, la degradación del suelo y la pérdida de materia orgánica.

Además, el documento aporta una serie de pautas para que el colectivo de profesionales del sector agroforestal coopere en la conservación del medio. Al respecto, en declaraciones a Europa Press, el director técnico de Asefoga, Miguel Acuña, abogó por que "se intente valorar y cuantificar las funciones de los agricultores", a los que calificó como "la especie que está más en peligro de extinción".

Así, indicó que no se trata de reclamar ayudas para los agricultores, sino de que "se cuantifique y valore al agricultor", que controla también "la fauna asociada a su ecosistema", debido al "equilibrio territorial" que puede tener. Además, apostó por potenciar una agricultura "menos agresiva" y sostenible en el tiempo.

En este sentido, subrayó la importancia de que la sociedad "empiece a percibir la importancia de mantener al agricultor". Entre los factores claves con impacto en el medioambiente, la guía apunta el abandono del rural y el cambio climático. Al respecto, incide en que el abandono del medio rural lleva consigo la pérdida de hábitats seminaturales, lo que provoca la progresiva desaparición de flora y fauna.

La guía incluye, además, un análisis de espacios degradados en Galicia, como las zonas calcinadas por los incendios y áreas afectadas por los siniestros del Prestige y del Umia. También se centra en recursos hídricos, haciendo hincapié en problemas como la eutrofización de agua en los embalses, que es excesiva en media docena de embalses gallegos, según Asefoga.