Actualizado 02/04/2012 11:24 CET

Permanece activo el incendio de las Fragas do Eume (A Coruña), cuyo perímetro está controlado

Incendio En Monfero, Fragas Do Eume
EP/CEDIDA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El incendio forestal que afecta al corazón de las Fragas do Eume permanece activo tras arrasar unas 750 hectáreas, pero el perímetro del fuego está "controlado", según han señalado este lunes a Europa Press fuentes de la Consellería do Medio Rural.

Además, fuentes del departamento que dirige Rosa Quitana han precisado que sigue activado el Nivel 1 de alerta "por precaución" en este incendio.

Las Fragas do Eume fueron declaradas parque natural en 1997 y están situadas en el noroeste de Galicia entre la costa de la ría de Ares y el cordal de la Serra da Loba en el municipio de Monfero, en la provincia de A Coruña. En total, tienen una superficie de 9.125 hectáreas de las que 3.497 son fraga, 406,14 son masa de agua y el resto, pastos, matos y cultivos.

Además de los medios desplegados por Medio Rural y la Diputación de A Coruña, participa en las tareas de extinción la Unidad Militar de Emergencia (UME), que ha movilizado en el parque natural más de 200 militares, un centenar de vehículos y medios aéreos.

El fuego se inició el sábado en un foco en el municipio coruñés de A Capela, aunque posteriormente saltó el río y llegó al ayuntamiento de Monfero, que es el que acoge la mayor parte de la superficie de las Fragas do Eume. Además, a lo largo del día fueron localizados focos secundarios que pudieron originarse por el fuerte viento que ha complicado las tareas de extinción.

Lo más leído

  1. 1

    Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

  2. 2

    El Gobierno elimina el recorte del 20% en las retribuciones de los militares en la reserva a los 63 años

  3. 3

    El sector de eventos y espectáculos anuncia nuevas movilizaciones el próximo 11 de diciembre

  4. 4

    Gloria Camila manda un mensaje a Asraf tras su actitud con Isa Pantoja

  5. 5

    El dañado radiotelescopio de Arecibo se viene abajo