Rural.- Personal de extinción en verano irá a huelga si este operativo es contratado por el "chiringuito" Seaga

Actualizado 16/04/2008 15:18:32 CET

Denuncia contratación "a dedo" de 2.300 trabajadores y advierte del "deterioro de la calidad" del dispositivo en la época de alto riesgo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CC.OO, CIG, CSIF y UGT amenazaron hoy con la convocatoria de huelgas a partir de mayo si la Consellería de Medio Rural mantiene la contratación "clientelar" y "a dedo" a través del "chiringuito" de la empresa pública Seaga de 2.300 personas que refuerzan el dispositivo de prevención y extinción de incendios en la época de alto riesgo, que suele coincidir con los meses de verano.

Así lo anunciaron en rueda de prensa en la que dieron de plazo "hasta finales de abril" al departamento que dirige el nacionalista Alfredo Suárez Canal para que dé una "respuesta positiva" a su exigencia de que "el cien por cien" de la contratación de este personal de refuerzo --conocido como Pladiga-- se realice a través de las Listas Públicas de Contrataciones Temporales de la Xunta elaboradas para ese fin y reguladas en el Decreto 23/2006.

"Pacíficamente no vamos a permitir el desmembramiento de un servicio público", advirtió el portavoz de CIG, Xosé Manuel Gallardo Caritón, quien adelantó que "no habrá fisuras" entre los sindicatos para convocar a este personal de refuerzo (Pladiga) a movilizaciones y huelgas, como las que protagonizaron en la época de alto riesgo los trabajadores eventuales del Servicio de Defensa contra Incendios Forestais (SDCIF).

"No se entiende que quieran destruir este servicio público, dejando en la calle gente con experiencia de horas y horas defendiendo nuestros montes y en condiciones precaria", reprobó el portavoz de UGT, Marcos Gómez. Este sindicalista criticó que menos del 20 por ciento del personal de refuerzo de la campaña de verano será contratado a través de las listas públicas, sistema que en las anteriores campañas suponía el 100 por ciento de estas contrataciones eventuales.

Al respecto, Xosé Manuel Gallardo Caritó calificó de "inadmisible e inasumible" que un servicio "esencial" como el de la extinción de incendios, y más en la campaña de alto riesgo, "prescinda" de la gente con "más experiencia". "Es incongruente e incoherente", juzgó.

DETERIORO GRAVE DE LA CALIDAD.

Este hecho supondrá, según alertó Juan Carlos Rivas (CSI-CSIF), que en la época de alto riesgo pueden registrarse "graves problemas" en la tareas de extinción por el "deterioro grave" de la calidad del dispositivo. Sustentó esta afirmación en que estas labores precisan de gente con "suficiente experiencia", un valor que los sindicatos interpretaron que no se garantiza con las contrataciones que realiza Seaga.

Esta empresa pública contó con el rechazo desde el inicio de su creación por parte de todos los sindicatos al ver en Seaga la "privatización" de un servicio que entienden, "por su importancia social y medioambiental", que debe ser "cien por cien" gestionada por la Administración.

Seaga, supone para Benxamín Vence (CC.00), una "pérdida absoluta de eficacia" del operativo de prevención y extinción al que se "deteriora y disgrega" y revela una "gestión errática" de Medio Rural de esta materia, "ya que no hay razón alguna para que no sea abordada como un servicio público", esgrimió.

Finalmente, Vence recriminó el "oscurantismo" que rodea Seaga, a la que atribuyó una "mala gestión" del manejo de fondos comunitarios. "Tenemos serias dudas de que se estén empleando bien", apuntó.