Actualizado 27/06/2007 16:27 CET

27-M.- El PSdeG da por rotas las negociaciones en Pontevedra y en Lugo el BNG admite más de una tenencia de alcaldía

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PSdeG dio hoy por rotas "sine die" las negociaciones con el BNG para articular un gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Pontevedra, mientras que ambas formaciones han desbloqueado las conversaciones en Lugo después de que los nacionalistas hayan renunciado a su principal reivindicación, que era una única tenencia de alcaldía.

Las negociaciones entre el BNG y el PSdeG para configurar un gobierno de coalición en Pontevedra se han roto después de 12 reuniones y reiteradas declaraciones de ambas partes en el sentido de que el acuerdo estaba prácticamente hecho y únicamente restaban algunos flecos.

La socialista Teresa Casal compareció hoy en rueda de prensa para anunciar su decisión de romper las negociaciones "sine die", debido a que en el último momento el BNG decidió cambiar su estrategia negociadora.

"Anoche a las nueve había ya un acuerdo cerrado, con un programa concreto de actuaciones y reparto de responsabilidades", aseguró Teresa Casal, quien añadió que "César Mosquera recibió una llamada telefónica y a partir de ese momento el BNG cambió de actitud y pretendía seguir negociando cuestiones ya cerradas".

Aunque Teresa Casal no hizo referencia alguna al contenido de la llamada telefónica que recibió el concejal nacionalista, fuentes de la negociación relacionaron la situación en Pontevedra con la falta de acuerdo en el Ayuntamiento de Lugo, de forma que vincularon el cierre de ambos procesos.

Los socialistas pontevedreses aseguran que no volverán a reunirse con el BNG salvo que sea para firmar el convenio al que ya se había llegado anoche, con anterioridad a ese incidente que desencadenó la ruptura del diálogo.

ACERCAMIENTO

En el Ayuntamiento de Lugo, socialistas y nacionalistas consiguieron avances en las negociaciones que llevaban bloqueadas desde el pasado sábado, ya que el Bloque renunció a la que era una de sus principales demandas y admitió la posibilidad de crear más de una tenencia de alcaldía.

El BNG presentó en la reunión una contrapropuesta a la planteada por el PSdeG y reclamó gestionar áreas que representen el 25% del presupuesto de las arcas municipales y competencias plenas para las concejalías que ostenten. Así, pese al ultimátum que se otorgaron ayer ambas formaciones, PSdeG y BNG acordaron volver a reunirse mañana.

((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))