Actualizado 03/06/2007 16:09 CET

27-M.-Touriño subraya que la "contienda remató" y las "diferencias deben quedar aparcarcadas" para "gobernar para todos"

MUXÍA (A CORUÑA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, aprovechó hoy la celebración de los resultados del 27 de mayo para recalcar que la "contienda electoral remató", por lo que "las diferencias deben quedar aparcadas" con el objetivo de, "a partir de ahora, trabajar y gobernar para todos". "Punto final, toca darnos la mano y si queremos, podemos", proclamó.

En un mitin celebrado en Muxía (A Coruña), la considerada zona cero del 'Prestige', Touriño consideró que, una semana después de la cita con las urnas, "es el momento de mirar adelante", justo cuando su partido se encuentra en plena negociación con su socio nacionalista en la Xunta para gobernar en los más de 70 ayuntamientos en los que los comicios del domingo abrieron esta posibilidad.

Así, ante más de 1.000 personas que se congregaron en el pabellón municipal de deportes de una localidad que no alcanza las 6.000, el dirigente socialista aludió al mapa político resultante de los comicios y, tras la pausa concedida a las conversaciones entre socialistas y nacionalistas, subrayó que "las diferencias deben quedar aparcadas". "Punto final, a partir de ahora a trabajar y a gobernar para todos", insistió, en el sentido de que, superada la "contienda" electoral, "ahora toca entrelazar nuestras fuerzas". "No os podéis imaginar la fuerza que da la unión", declaró

En este sentido, mantuvo que las municipales en las que su partido fue el único que ganó en número de electores supusieron un "voto de renovación y de cambio", traducido en territorios tradicionalmente hostiles para la opción progresista, como "Lugo y Ourense, las dos provincias envejecidas y abandonadas", o la propia Costa da Morte, donde hoy se desplazó para reivindicar la apuesta de los ciudadanos por el cambio que propone.

Por ello, admitió que "nunca estará suficientemente agradecido al pueblo de Galicia", al que aseguró que su Gabinete está "en condiciones de lograr ese objetivo de que no haya más ciudadanos de primera o de segunda. "Entre todos vamos a construir esa Galicia de ciudadanos iguales y territorios con las mismas oportunidades", garantizó, tras lo que reiteró: "éste es el compromiso de los socialistas y lo vamos a cumplir".

OBJETIVOS Y COMPROMISOS

En este sentido, Touriño aprovechó para retomar una de las apuestas capitales de la campaña de los socialistas gallegos en la carrera por el 27 de mayo, el territorio, y abogó por un "urbanismo de todos, no de cuatro". "Nuestro pueblo ama su territorio, es lo mejor que tiene Galicia", manifestó, para reafirmar a continuación su "firme compromiso de defender la costa frente a la especulación de cuatro y devolverla a toda la sociedad".

Como ya había hecho esta misma semana en el Parlamento, el mandatario autonómico vinculó los resultados de los comicios locales al apoyo a la gestión del bipartito y, una vez más, declaró: "decidisteis con vuestro voto otra forma de gobernar y así va a ser porque los socialistas no sabemos gobernar de otra manera". "No nos tenéis que agradecer nada, el mérito es vuestro, sólo hace falta un Gobierno que aplique los recursos allí donde es más necesario y es de justicia", aseveró.

Así, celebró que los ciudadanos "decidiesen enraizar en los ayuntamientos los mejores valores de la democracia" y aseguró su partido "gobernará con transparencia, humildad y para todos". "Será así para los que nos votaron y los que no", aseveró, con el objetivo de "construir un espacio de progreso, esa ambición de una Galicia de iguales donde nunca más los jóvenes tengan que marchar de esta tierra". "No os vamos a fallar, vamos a cumplir", garantizó.

ACTUACIONES EN LA COSTA DA MORTE

Además, aprovechó su presencia en el "corazón" de la Costa da Morte para reivindicar su "compromiso inquebrantable" con el desarrollo de esta tierra, con medidas con la vía de alta capacidad que, según anunció, verá publicada en el Diario Oficial de Galicia antes de fin de mes la concesión de proyecto y obra para empezar su ejecución, que contará con más de 225 millones para "estructurar de una vez por todas la comunicación que se merece la Costa da Morte".

Asimismo, aludió a otras actuaciones, como el parador de turismo comprometido por el Gobierno de José María Aznar en el Plan Galicia --"lo ganasteis a pulso", manifestó-- y aseguró que "será una realidad inmediata", puesto que ya tiene aprobada la declaración de impacto ambiental y la próxima semana el expediente estará en Urbanismo para, posteriormente, elevarlo a la Consllería de Innovación para iniciar "inmediatamente".

Como símbolo del cambio, los socialistas gallegos decidieron celebrar en Muxía los más de 25.000 votos que obtuvieron hace una semana, ya que en esta localidad de casi 6.000 personas de la Costa da Morte el PP perdió al Alcaldía tras 12 años de mayoría absoluta, entre los que tuvieron lugar crisis como la del hundimiento del petrolero, tras la que Alberto Blanco fue capaz de revalidar la mayoría absoluta. "Esta costa no queda lejos, la dejamos lejos por el abandono y la indiferencia, pero ahora la vamos a colocar cerca", proclamó.

"Cuando supe que el Partido Socialista era fuerza más apreciada en Muxía tuve claro que quería estar cerca de un lugar que es espejo de esa Galicia humilde y trabajadora, de esa Costa da Morte tantas veces castigada que ahora escogió un futuro de esperanza y de progreso", proclamó, antes de concluir con la palabra que articuló su intervención ante las más de mil personas que se reunieron en el pabellón deportivo de Muxía: "gracias".

"NO VAMOS A FALLAR"

Por su parte, el futuro alcalde, Félix Porto, agradeció que el partido eligiese el consistorio que gestionará en los próximos cuatro años para reivindicar los resultados y garantizó: "no vamos a fallar". En este sentido, trasladó un "mensaje de tranquilidad" sobre el nuevo Ejecutivo ante las "amenazas de algunos" y reivindicó su apuesta por "trabajar para mejorar lo que hay, no para destruir".

Además, el futuro regidor aprovechó su intervención para aludir a los enfrentamientos de la reciente campaña --"lo pasamos muy mal", confesó--, así como a la principal crisis a la que se enfrentó Muxía en los últimos años. "Tenemos una deuda moral con mucha gente que nos ayudó, que en tiempos difíciles estuvieron aquí", declaró, en alusión a las personas que se movilizaron para limpiar el chapapote que llegó hasta las costas gallegas tras la catástrofe del 13 de noviembre de 2002.

Al respecto, se comprometió a hacer un homenaje a los voluntarios "antes de que concluya este año" y mencionó otros compromisos inmediatos, como "hacer cumplir el plan general", estableciendo de esta forma una relación directa con una de las grandes apuestas del bipartito, la ley del litoral. "No me podía haber llevado más alegría que cuando se aprobó", declaró, puesto que, en su opinión, esta norma servirá contra "los especuladores y los que quieren sacar lucro de todos".

Lo más leído

  1. 1

    Robles pide explicaciones al JEMAD tras conocer que ha sido vacunado de Covid-19

  2. 2

    La génesis de un rayo azul, observada desde la Estación Espacial

  3. 3

    El Gobierno prohíbe echar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  4. 4

    El Gobierno prohíbe expulsar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  5. 5

    ¿Cuándo se estrenan nuevos capítulos de Wandavisión (Bruja Escarlata y Vision) en Disney+?