Publicado 15/12/2021 14:46CET

Un acusado de esperar droga del 'narcosubmarino' en tierra lo niega y dice que abandonó Vigo al sospechar "algo ilícito"

Uno de los acusados de esperar la droga del 'narcosubmarino' en tierra y coordinar el operativo, Iago S.P., declara en el juicio
Uno de los acusados de esperar la droga del 'narcosubmarino' en tierra y coordinar el operativo, Iago S.P., declara en el juicio - EUROPA PRESS

Achaca a un intento de "buscar una atenuante" que otro de los procesados afirmase que le propuso participar en una descarga de droga cerca de Vigo

PONTEVEDRA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Uno de los acusados de esperar en tierra la droga del 'narcosubmarino' interceptado en la ría de Aldán en 2019 y coordinar el operativo, Iago S.P., ha negado su participación en los hechos juzgados y ha afirmado que se desplazó a Vigo cuando su amigo Agustín A.M., patrón de la embarcación, "le pidió ayuda", pero abandonó la ciudad al sospechar que estaba involucrado en "algo ilícito".

Así se ha manifestado a preguntas de la Fiscalía durante la tercera jornada del juicio por el caso del 'narcosubmarino' interceptado con 3.000 kilos de cocaína el vigués Iago S.P., al que, junto a su padre, Enrique Carlos S., su amigo Yago R.R. y Rodrigo H., se acusa de esperar la droga en tierra y coordinar todo el operativo. Todos ellos se encuentran en libertad.

En la vista, Iago S.P. ha explicado que el día 19 de noviembre de 2019 --cinco días antes de la operación-- recibió un mensaje en el que Agustín A.M. le pedía ayuda desde "un número (de teléfono) largo". Posteriormente, ha indicado que hasta el día 23 intercambiaron varios correos electrónicos en los que su amigo le indicaba que necesitaba disponer de una furgoneta en Vigo.

Iago S.P. ha señalado que en ese momento residía en Mallorca, pero acordó con Yago R.R., que se encontraba en Lleida, y al que también se acusa de los mismos hechos, trasladarse a Vigo para "ayudar" a su amigo. Así, Iago S.P. ha relatado que Agustín A.M. le avanzó que precisaría de ayuda en el lugar "donde veraneaba", en alusión a la zona de Aldán, en Cangas do Morrazo (Pontevedra).

Una vez en Galicia, ha detallado que se desplazó a Aldán "en busca del sitio" en el que solía veranear su amigo cuando eran niños "por si luego tenía que ir ahí", ya que "no sabía exactamente dónde era la casa".

DESPLAZAMIENTO A ALDÁN

Posteriormente, ha apuntado que recogió a Yago R.R., con el que también mantenía una relación de amistad, en el aeropuerto de Vigo y en la tarde del 21 de noviembre le dijo a Agustín A.M. que "podía llamar a Rodrigo H.", otro de los acusados de participar en el operativo desde tierra, "porque sabía dónde era la casa" en la que veraneaba de niño.

Asimismo, ha afirmado que el día 22 de noviembre --dos días antes de la operación-- Yago R.R. y él acudieron a comprar ropa y comida para Agustín A.M. a petición de este último y contactaron con otros dos amigos para pedirles un barco y un vehículo sin que finalmente se realizasen los préstamos, según él y estos dos hombres han declarado.

Preguntado por el modo en el que pensaba desplazarse hasta el entorno de las islas Cíes, según había avanzado al amigo al que llegó a pedir un barco, sin disponer de permiso de navegación ni él ni Yago R.R. ha afirmado que "desconoce el mar", pero "quería auxiliar a un amigo", en alusión a Agustín A.M.

Del mismo modo, ha indicado que cuando este último le advirtió por email de que "debía aguantar porque su vida corría peligro", Yago R.R. y él decidieron volver a Lleida y Mallorca, respectivamente, al sospechar que su amigo se hallaba involucrado en "algo muy raro".

MENSAJES SOBRE UNA "DESCARGA"

Respecto a mensajes intercambiados con su padre, Enrique Carlos S., otro de los acusados, después de regresar a Mallorca en los que se mencionaba una "descarga", ha insistido en que se trataba de una alusión a una broma entre ambos y ha reconocido que antes de abandonar Vigo le trasladó la situación. Aunque ha indicado que él y su padre suponían que Agustín A.M. se encontraba inmerso en "algo ilícito", ha evitado concretar en qué.

También ha asegurado que las alusiones a falta de gasolina de la embarcación en la que viajaba Agustín A.M. o a que él iba a "intentar hundirla" en los mensajes con su padre se referían a información aportada por su amigo. Adicionalmente, el fiscal ha recordado que, después de regresar a Mallorca, Iago S.S. pidió a su padre por mensaje que entregase la ropa comprada para Agustín a Rodrigo R. y que le indicase el lugar de Aldán al que debía desplazarse.

Sin embargo, Iago S.S. ha negado haber propuesto a Rodrigo H. participar en una descarga de droga en una playa cercana a Vigo en la que podría ganar hasta 20.000 euros. Así, ha achacado a un intento de "buscar una atenuante" el hecho de que Rodrigo H. realizase esta declaración en diciembre de 2019, días después de ser detenido.

Por su parte, el padre de Rodrigo H., que ha declarado como testigo, ha explicado que el sobre encontrado con más de 4.000 en su domicilio contenía dinero de la recaudación de un restaurante de su propiedad. También ha defendido que en el sobre estaba escrito el nombre de su hijo porque lo había "reutilizado".

Otro amigo de Agustín A.M., que también ha declarado como testigo, ha relatado que días antes de la operación recibió un mensaje desde un número desconocido en el que se le pedía ayuda y pero decidió no contestar al pensar que se trataba de "un timo". Además, ha resaltado que la familia de Agustín A.M. estaba preocupada por él porque llevaba "dos o tres semanas" desaparecido y ha reconocido haber mantenido contado con Iago S.P. y Yago R.R. sobre la situación de este.

Para leer más