El Aeropuerto Ciudad Real volverá a la actividad en septiembre y busca posicionarse en el mercado comercial de Galicia

Publicado 31/08/2019 10:01:34CET
Vista aérea del Aeropuerto de Ciudad Real.
Vista aérea del Aeropuerto de Ciudad Real. - CRIA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Aeropuerto de Ciudad Real volverá a la actividad el próximo 12 de septiembre tras diez años paralizado, y según la dirección de Ciudad Real International Airport (CRIA), la nueva empresa gestora, arrancará con un plan de negocio que contempla un despliegue escalonado de la actividad aprovechando de forma inmediata la explotación de las múltiples potencialidades industriales, logísticas y energéticas de la infraestructura para desarrollar en paralelo la aviación comercial, ejes estratégicos en los que pretenden colarse también como alternativa para potenciales clientes de Galicia.

El Aeropuerto de Ciudad Real, una instalación realizada con un presupuesto cercano a los 1.000 millones de euros, sólo funcionó un par de años y no cumplió las expectativas de sus promotores, por lo que entró en concurso de acreedores hasta que la sociedad CRIA (Ciudad Real Internacional Airport) optó por realizar una oferta para la compra del aeropuerto. Después de tres años de trayectoria, finalmente, esta sociedad se hizo con la propiedad del aeródromo por algo más de 56 millones de euros.

El próximo 12 de septiembre concluirá todo el proceso de verificación de la instalación por parte de AESA (Agencia Española de Seguridad Aeroportuaria) y de ENAIRE, el gestor de la navegación aérea en España, y el aeropuerto volverá a entrar en funcionamiento acogiendo en sus pistas aeronaves de todo tipo.

CARACTERÍSTICAS

El Aeropuerto Internacional de Ciudad Real tiene una pista de aterrizaje Categoría III, diseñada para manejar 19 operaciones por hora y de 4.200 metros de largo y 60 metros de ancho, siendo la segunda pista más grande de la Península Ibérica, con una pista de rodadura de 3.000 metros de largo y 45 metros de ancho.

Dispone, además, de plazas de aparcamiento para la aviación comercial y general y cuenta con terminales de pasajeros y carga completamente operativas.

Sus instalaciones cuentan con una terminal de carga de 7.200 metros cuadrados y tiene una capacidad de procesamiento de 78.000 toneladas/año. Dispone, además, de un espacio de almacenamiento en frío para almacenar productos perecederos de 2.100 metros cuadrados y una zona de carga seca de 4.000 metros cuadrados.

La empresa promotora quiere apoyar el crecimiento del proyecto sobre el potencial logístico del aeropuerto, haciendo valer la plataforma multifuncional que genera la suma de la Alta Velocidad ferroviaria, autovías y ferrocarril convencional en un aeropuerto internacional de uso público y propiedad privada, un hecho inédito en la Península Ibérica.

Hace unos meses se presentaba un proyecto industrial para la construcción de aeronaves, que es otra de las líneas de actuación que posibilita el aeropuerto, al contar con suelo urbanizado para usos logísticos o industriales.