El alcalde de Monforte, investido presidente de la Diputación de Lugo, asegura que se abre "una nueva etapa"

Publicado 18/07/2019 14:15:38CET
El socialista José Tomé, elegido nuevo presidente de la Diputación de Lugo, posa junto a los diputados provinciales
El socialista José Tomé, elegido nuevo presidente de la Diputación de Lugo, posa junto a los diputados provincialesDIPUTACIÓN DE LUGO

   LUGO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Monforte, el socialista José Tomé, ha sido investido presidente de la Diputación de Lugo con el respaldo de los representantes de su grupo y los tres diputados del BNG. "Abrimos una nueva etapa", ha señalado.

   La sesión ha arrancado pasadas las 12,00 horas en el salón de plenos del Pazo de San Marcos, al que han acudido los anteriores presidentes de esta institución, Darío Campos y José Ramón Gómez Besteiro. Además, también han asistido el delegado del gobierno, Javier Losada; el secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero; y la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, entre otras autoridades.

   Después de socialistas y nacionalistas sellasen en la jornada del miércoles un acuerdo de gobierno para esta institución que incluye una vicepresidencia para la nacionalista Maite Ferreiro, la suma de los diez diputados del PSOE y los tres del Bloque ha elevado a la presidencia a Tomé. Por su parte, los doce diputados populares han votado por su portavoz, Elena Candia.

DEMOGRAFÍA Y ENVEJECIMIENTO

   En un discurso de apenas diez minutos, el nuevo presidente se ha comprometido a combatir la "caída demográfica y el envejecimiento de la población.

   A su vez, ha destacado que "diputación va a ser el ayuntamiento de los ayuntamientos" de forma que buscará "ser útil a todos y a todas las lucenses". Para ello, ha pedido "la colaboración y la complicidad de todos; de grupos políticos, sindicatos, empresarios y también el tejido asociativo".

   También ha puesto en valor la "obligación de dignificar la vida política" anteponiendo "honestidad, transparencia, diálogo y rigor" en todas las actuaciones que lleve a cabo.

   "Abrimos una nueva etapa", señalaba Tomé queriendo alejarse de la herencia de los convulsos cuatro años de la legislatura recién concluida, con los vaivenes de Manuel Martínez que le valieron la expulsión del grupo provincial socialista.

"ILUSIONADO"

   Antes del pleno, el alcalde de Monforte se confesaba "muy ilusionado" para "llevar a cabo el programa" acordado entre BNG y PSOE y ha avanzado que el pleno de organización se podrá celebrar el próximo día 30 de julio.

   "Teníamos la obligación el partido socialista y el BNG de llegar un acuerdo para dar respuesta a lo que dijeron los ciudadanos el 26 de mayo, que era formar un gobierno de progreso y de izquierdas para impulsar políticas que beneficien a los ayuntamientos y a los ciudadanos", esgrimía.

   La diputada nacionalista, Maite Ferreiro, que se convertirá en vicepresidenta, abogaba por "un gobierno estable, un gobierno que prime sobre todo la atención y la defensa de los servicios públicos". "Queremos un gobierno transparente y que la institución preste una atención a la defensa de la igualdad", ha avanzado Ferreiro, que ha pedido "no olvidar" la necesidad de un adelgazamiento de las instituciones, de la diputación".

   Por su parte, la portavoz del PP, Elena Candia, ha afeado que se elija al presidente que obtuvo "menos respaldo" desde 2007 y le ha afeado que no entrase "de las mejores formas" en referencia a su disputa con Darío Campos.

   La sesión arrancaba a las doce del mediodía, presidiendo la mesa como el más mayor el ex alcalde de Vilalba, el popular Agustín Baamonde, y como la más joven, la alcaldesa de Trabada la socialista Mayra García.

Para leer más