El alcalde de Ourense rechaza una reunión de portavoces por la situación política local y el PP lo ve "dictatorial"

Publicado 21/01/2014 20:19:15CET

El PP tilda de "peregrina" la justificación del regidor, que alega que la petición no se ajusta al reglamento orgánico del Ayuntamiento

OURENSE, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ourense, Agustín Fernández, ha denegado este martes la solicitud del Grupo Municipal del PP para una reunión "urgente" de la junta de portavoces con el fin de "buscar soluciones" a la "grave crisis institucional" que, a juicio de los populares, ha provocado la "fractura" del gobierno socialista.

En la respuesta del alcalde, que se produce una semana después de que los populares registraran la solicitud de convocatoria urgente de junta de portavoces y al día siguiente de reiterar dicha petición, alega que rechaza esta petición "por no adecuarse a los términos del artículo 49 del reglamento orgánico del gobierno y organización del pleno, ni apreciarse los supuestos contemplados en el acuerdo plenario del 1 de marzo de 2013".

En un comunicado, los populares han tildado de "antidemocrática, arbitraria y dictatorial" la actitud del regidor y han señalado que su justificación resulta "peregrina".

De hecho, remarcan que dicho artículo "especifica claramente" que la junta de portavoces se configura como un órgano consultivo del Ayuntamiento para el funcionamiento de desarrollo de actividades locales, entre las que están incluidas "decisiones políticas".

"¿Acaso el acelerante de la crisis municipal no fue la decisión política del cese de competencias de un concejal por falta de confianza en su gestión? ¿No compete a decisiones políticas la configuración de la junta de gobierno local donde dos concejalas manifestaron su decisión de dejar de participar en ella por un supuesto temor a delinquir en la toma de decisiones de ese órgano, gravísima insinuación contemplada dentro de la acción de gobierno municipal?", se preguntan los populares.

"RELEVANCIA SOCIAL"

Asimismo, los populares han subrayado que estos supuestos también encajan en el acuerdo plenario del 1 de marzo "al que hace referencia el alcalde en su respuesta" y que señala que, cuando se produzcan "hechos notorios de relevancia social para la ciudad", el alcalde convocará "de inmediato" a la junta de portavoces para informar a los diferentes grupos.

"¿No es de relevancia social un gobierno más minoritario que nunca, dividido y enfrentado, con posturas irreconciliables que arrastran con sus problemas internos una gestión municipal deficiente y perniciosa para la ciudad?", han incidido los populares.

En esta coyuntura, el portavoz municipal de los populares, Rosendo Fernández, ha señalado que el alcalde "en un nuevo ejercicio mayúsculo de irresponsabilidad institucional, prefiere centrarse en los problemas internos de su grupo, que ni siquiera da arreglado y contagia su actitud dictatorial al plano institucional, negándose a dar la cara frente a los representantes legítimos de la mayor parte de votantes de la ciudad".