Actualizado 22/11/2011 15:19 CET

(AMP) Guillerme Vázquez pondrá su cargo a disposición del Consello del BNG sin aclarar si se presentará a la asamblea

Guillerme Vázquez Portavoz Nacional Del BNG
EUROPA PRESS

Subraya que siempre destacó las "virtudes" de Beiras y lo "defendió" en momentos "difíciles" como el "abrazo entusiástico a Fraga"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha avanzado este martes que pondrá su cargo a disposición del Consello Nacional --máximo órgano de decisión entre asambleas--, y ha manifestado que tratará de "favorecer" el proceso asambleario que ahora comienza y que culminará con un plenario el 28 y 29 de enero.

En este sentido, el dirigente nacionalista ha explicado que se trata de "no ser un obstáculo, ni coartar las decisiones" de los militantes nacionalistas, si bien rechazado aclarar si esto significa que no participará en el proceso asambleario como miembro de una lista, después de haber accedido a este puesto en 2009 como integrante de la candidatura presentada por Alternativa pola Unidade (Aplu) --plataforma auspiciada por la UPG--.

"Yo asumo toda la responsabilidad", ha manifestado en su intervención el líder nacionalista, quien se ha mostrado "orgulloso" del trabajo realizado personal que ha llevado a cabo durante estos dos años, con "honestidad y coherencia". Esta labor ha incluido tres campañas electorales --las europeas (recién elegido como portavoz nacional), las municipales de mayo y las generales de este mes de noviembre)--.

Guillerme Vázquez ha explicado que ahora se inicia un marco "adecuado" para que todos los afiliados del BNG "participen con libertad, defiendan sus propuestas y alternativas para mejorar el trabajo" de la formación y hacerla "más útil" para la sociedad.

"Yo trataré favorecer y no ser un obstáculo para la decisión que quiera tomar libremente el BNG lo haga", ha subrayado como "convicción personal". "No abandono los barcos, y la decisión que tomen en el futuro, la tomaré", ha apostillado Guillerme Vázquez, quien ha aclarado que "no es una decisión de abandonar", sino que "asume la responsabilidad de lo que ha ocurrido" y ahora está "para lo que quiera el BNG".

Con todo, en esta misma intervención, y aclarando que no quiere caer en la "autocomplacencia", sí ha considerado los resultados obtenidos en las generales del pasado domingo como "buen" dato, al respecto de lo que ha remarcado que, desde que se perdió el Gobierno en 2008, es la primera vez que el BNG mantiene el porcentaje de votos recibidos.

"SALVAR LA PRUEBA DE FUEGO"

"Salvamos una prueba de fuego", ha subrayado Guillerme Vázquez, quien ha puesto encima de la mesa que si mantener los dos diputados antes del 20 de noviembre era algo positivo, también lo es después de la celebración de los comicios.

Guillerme Vázquez, que agradeció los apoyos y lamentó si ha "decepcionado" a alguien, se reafirmó en que "poner a disposición" su cargo significa estrictamente eso, por lo que este sábado se someterá a la evaluación del máximo órgano de decisión entre asambleas, en donde Alternativa pola Unidade (APU) ostenta la hegemonía, aunque Máis Galiza y los irmandiños de Beiras ya han tumbado alguna votación al sumar más miembros. No supone, no obstante, que esta disposición del líder nacionalista haya de ser sometida a sufragio de los asistentes.

"La decisión la tomaré en el futuro", ha insistido preguntado por si pugnará por alguno de los puestos de la Executiva Nacional en el proceso asambleario abierto, cuyo portavoz nacional no tendrá que ser el candidato a las elecciones autonómicas que, como muy tarde, se celebrarán un año después de la asamblea. Precisamente, después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, confirmase este lunes su intención de agotar la legislatura, Guillerme Vázquez se ha ratificado en que el BNG "está en condiciones de liderar la alternativa a la derecha del PP".

CRÍTIAS DE BEIRAS

En la rueda de prensa de este martes, tras remarcar que no será él quien vaya a "demoler al BNG ni desalentar a las personas que acaban de dar el apoyo" a la formación nacionalista en estas elecciones y de anunciar la puesta a disposición de su cargo, ha afirmado que su intervención "no es respuesta a nada".

Lo dijo después de ser preguntado si se trataba de una contestación a la intervención del líder del Encontro Irmandiño (partido integrado en el BNG), Xosé Manuel Beiras, que en rueda de prensa este lunes ha afirmado que el BNG está "enfermo" y que si su portavoz nacional considera los datos magníficos o está "pitoño" o el aparato del BNG pretende ser un "parásito y reproducirse orgánicamente como plantas carnívoras".

"No es respuesta a nada, es a muchos comentarios, más que una respuesta, es una afirmación de como yo concibo la responsabilidad política. Es una constatación de mi práctica política que he hecho toda mi vida", ha respondido Guillerme Vázquez, quien ha manifestado que él "no caerá de ninguna manera en el insulto ni en la descalificación a compañeros" de su formación política, sino que empleará todos sus "energías" en "combatir a la derecha".

Guillerme Vázquez también ha considerado que "cuando se pierde el respeto a los compañeros, se acaba perdiendo el respeto a uno mismo", y ha recordado que "respetó" y "defendió" a Beiras en momentos "tan difíciles" como el "abrazo entusiástico a Manuel Fraga", así como siempre ha destacado "siempre sus virtudes" y no hizo "propaganda de sus defectos".

RESULTADOS GENERALES

Guillerme Vázquez ha analizado las cifras conseguidas este domingo electoral como un "buen resultado", que ha permitido mantener los dos parlamentarios gallegos en el Congreso como en la anterior legislatura, si bien ha reconocido la pérdida numérica en votos, pero ha subrayado que se mantiene la porcentual.

Asimismo, ha comparado que el BNG obtuvo un 11,25 por ciento de apoyos, mientras que UPyD, en Madrid, con un 10,29 por ciento consiguió cuatro diputados; IU, con 8,03 por ciento en Madrid, logró tres escaños; o ERC, con 6,48 por ciento en Barcelona consiguió dos parlamentarios por esa circunscripción.

Por eso, ha remarcado que el Bloque "sigue teniendo mayor porcentaje de votos" y, mientras, a la formación nacionalista gallega se le atribuye un "fracaso", que él ha rechazado. Además, ha insistido en que, por primera vez, fueron capaces de "detener la caída" del BNG y ha insistido en que aspira a "aumentar la confianza" de los ciudadanos.