El apoyo institucional y de la población ayuda a superar el duelo de los afectados por una catástrofe

Accidente de tren en Santiago de Compostela el 24 de julio de 2013
EUROPA PRESS
Actualizado 25/07/2013 15:13:59 CET

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El trabajo de acompañamiento del personal especializado en apoyo psicosocial por el descarrilamiento de un tres en Santiago de Compostela, que ha provocado la muerte a al menos 78 personas y más de 20 heridos en estado crítico, así como el apoyo institucional y popular, será prioritario pasar su duelo, según la experta en emergencias, la psicóloga Miriam González Pablo.

"Que acudan las autoridades suele ayudar a pasar el duelo, aunque en algunas ocasiones algunos afectados pueden pensar que se les utiliza; pero todos los apoyos instituciones y sociales ayudan a pasar el duelo porque ven toda la solidaridad, no solo de Galicia, sino de toda España, y ven que no están solos que todos compartimos su dolor", ha explicado a Europa Press la coordinadora del Grupo de Emergencias del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM).

El acompañamiento de todos aquellos que se han visto afectados por la tragedia es la parte inicial de su trabajo, así sobre todo se intenta que los familiares "tengan una mejor aceptación del fallecimiento", o en el caso de los heridos o asistentes, una "aceptación de la tragedia".

"Se va informado a los familiares de las víctimas, que deben estar acompañadas en el proceso, así como en la recogida de todos los datos", por ello para casos de catástrofes o accidentes existen unos protocolos por el que el psicólogo debe acompañar al familiar de modo que pueda recabar la mayor información posible sobre el accidentado o desaparecido.

"Hay que recoger información sobre rasgos que tengan, problema dentales o señales como tatuajes; este es un momento muy difícil porque lo que los familiares hacen es recordar de manera muy viva a su familiar fallecido o posiblemente fallecido", ha explicado.

Esta experta recuerda que su trabajo de campo finalizará una vez que todos los cuerpos sean identificados y todas las familias atendidas, y después, el trabajo será post emergencia", en estos casos se evaluaran aquellas personas que necesiten atención para supera la tragedia para evitar duelos complicados y procesos de estrés postraumáticos.

En estos casos, explica, "todo dependerá la historia previa, de la capacidad de la persona para afrontar una situación y los mecanismos de afrontamiento para poder integrar este acontecimiento en su vida".

Los profesional que acuden a atender desde el primer momento a los familiares deben enfrentarse inicialmente a la "desorientación, incredulidad y desconcierto", así sobre todo se encuentran por personas que "buscan un responsable, no entienden por qué les ha pasado a ellos y necesitan una explicación".

Al respecto, el presidente del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM), Fernando Chacón, destaca a Europa Press que el trabajo de los psicólogos es fundamental, por eso recuerda que "debe de acercarse siempre la atención psicológica donde están los familiares, pero no imponerles la atención, que la tengan si lo necesitan".

Asimismo, explica que una de las labores fundamentales dentro de la ayuda que se dispensa a los familiares es atenderles en el acompañamiento para identificar el cadáver, para ello, recuerda, son muchas veces estos profesionales quienes designan la persona más preparada para ese proceso tan duro.

OBJETIVO: "NORMALIZAR SU DÍA A DÍA"

En cuanto a los heridos, los voluntarios trabajan desde el primer momento en prevenir las secuelas, "se trata de ayudar para que cuando salgan del hospital puedan reincorporarse y normalizar su día a día", explica, aunque "es normal hablar de trastorno postraumático hasta transcurridos, al menos, seis meses".

El trastorno de estrés postraumático tiene tres síntomas principales que son: activación psicológica, experimentación de la situación e irritación; y puede afectar a cualquier persona que se haya visto en una situación trágica, el principal síntoma de alerta es la experimentación, es decir que "vuelven a revivir imágenes, pensamientos, sensaciones, olores, vividos en ese momento".