26 de febrero de 2020
 
Publicado 25/02/2014 19:02:17CET

Una asociación cultural pide la suspensión cautelar de la rehabilitación del castillo de Monterrei por daños al BIC

Una plataforma censura la "ocultación del futuro" de la fortaleza y asegura que se prevé un parador con obras pagadas por fondos europeos

OURENSE, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La asociación cultural 'Alto Támega' denunció ante la Consellería de Cultura daños provocados por las actuales obras de rehabilitación del castillo de Monterrei (Ourense) en numerosas estructuras y piezas de valor "arqueológico reconocido", integradas en el Bien de Interés Cultural, por lo que piden la suspensión cautelar de las obras que realiza la empresa Dragados.

La denuncia del colectivo, a la que ha tenido acceso Europa Press, muestra parte de los elementos dañados en fotografías en las que se pueden ver escudos, lápidas y otros elementos de piedra a la intemperie sobre muros, además de la destrucción parcial de pedazos de la muralla, todo ello integrante del BIC, que incluye la fortaleza, la muralla perimetral y, por una ladera, todo el espacio hasta el barrio de San Lázaro.

En su escrito, el colectivo cultural recuerda que en un BIC "toda intervención debe mantener la integridad y originalidad de los inmuebles afectados", por lo que, además de la suspensión cautelar de la obras emprendidas para rehabilitar parte de la fortaleza, reclama que se protejan "adeucadamente las piezas de valor arqueológico dejadas a la intemperie" y que se haga un balance de daños en los muros "y se reintegren a su estado original con un proceso de restauración y consolidación".

FUTURO "OCULTO"

Por su parte, la recién creada plataforma ciudadana en defensa del castillo de Monterrei lamenta los daños ocasionados por unas obras "pagadas con fondos europeos para privatizar un recinto público, cedido de forma gratuita por el Estado a la Xunta de Galicia en enero de 2010", según explica una de las integrantes, Nieves Amado.

La cesión, según el Diario Oficial de Galicia (DOG) del 12 de enero de 2010, contempló, entre los usos acordados para la cesión, "la divulgación, innovación y promoción de la moda, el vino y las aguas medicinales de la comarca, la restauración y musealización de los edificios y el archivo de las tradiciones de frontera y pueblos próximos, además de visitas culturales".

En este sentido, Amado señala que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y la presidenta de Paradores, Ángeles Alarco, "dejaron claro el uso futuro que será destinar el Pazo dos Condes a hotel de lujo o Parador, para mantener los actuales puestos de trabajo que hay en el viejo parador situado a 200 metros".

La plataforma ciudadana reivindica el uso público "previsto y legalmente acordado" para el recinto amurallado y, según Amado, temen que "ante la ocultación total de los planes concretos que tienen para todo el BIC, se privatice todo, porque si hay un hotel de lujo, está claro que ya no quedará accesible para el público".

USO PRIVADO

En la futura privatización "insinuada por Feijóo", según Amado, está además el viejo parador, situado a 200 metros y que sigue siendo propiedad de Paradores de Turismo. "Así que nos encontramos con que Paradores se hará competencia a sí misma, o aplicarán en Monterrei lo que ya están haciendo en otras instalaciones que es explotarlas como franquicias, y nada de esto se contemplaba en la cesión", agrega.

La integrante de la plataforma detalla acciones reivindicativas como la petición de firmas en Internet, con un documento en el que aseguran que las obras de rehabilitación de la empresa Dragados cuentan con un 80 por ciento de fondos Feder con un presupuesto total de 2,1 millones de euros.

También tiene previsto un "protagonismo especial del castillo en todas las celebraciones del Entroido de Verín, con colocación de crespones negros en los balcones y lazos de luto en los brazos de los cigarróns", avanza.

En el documento online relatan además la historia del BIC, que incluye el castillo construido en el siglo XII sobre el castro prerromano de Baroncelli, sede de la primera impresión de Galicia de un incunable que es el 'Misal de Monterrei', el actual Parador de Turismo construido sobre el viejo solar de un convento jesuíta, la torre llamada 'la Atalaya' y un tramo de Vía de la Plata llamado Camino Real, desde el barrio de San Lázaro de Verín hasta el propio castillo.