La ausencia de tres acusados provoca la suspensión del juicio contra Sinaí Giménez

Publicado 25/06/2019 11:39:55CET
442861.1.644.368.20190625113955
Vídeo de la noticia

   "Yo la presión mediática la aguanto perfectamente", ha manifestado el 'rey de los gitanos', que defiende que "nada es cierto"

   PONTEVEDRA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La ausencia de tres acusados ha provocado la suspensión del juicio señalado para este martes en el Juzgado de lo Penal 1 de Pontevedra contra Sinaí Giménez, conocido como 'el rey de los gitanos en Galicia', y otros miembros del clan de 'los Morones' acusados de agredir a un abogado y a seis guardias civiles a las puertas del juzgado de Tui, en el año 2014.

   Finalmente, este juicio se ha aplazado para los días 16 y 17 de octubre. Concretamente no han acudido este martes a su cita en los juzgados de Pontevedra los procesados Juan Pablo, Marino y Consuelo G.J..

   Además, el juez ha acordado una orden de detención para Marino, ha dictado una requisitoria de busca y captura para Juan Pablo (ya tiene una de ámbito europeo en vigor) y ha acordado que un forense valore este martes el estado de salud de Consuelo G.J., que se encuentra en su casa.

   Sobre los juicios que tienen pendientes 'los Morones', Sinaí Giménez ha declarado a su llegada que están "todos tranquilos". "Porque sé que nada de lo que se dice es cierto", ha afirmado.

   Igualmente se ha referido a la gran presencia de medios de comunicación que han acudido este martes al edificio de los juzgados de A Parda para seguir este juicio. "Yo la presión mediática la aguanto perfectamente", ha sostenido.

   También hubo un amplio despliegue de seguridad con unos 20 agentes, tres furgones de la U.I.P. las Unidades de Intervención Policial y dos dotaciones de la Policía Nacional.

DELITOS

   Sinaí Giménez está acusado por la Fiscalía de los delitos de atentado contra agentes de la autoridad y obstrucción a la justicia, por los que el representante del Ministerio Público pide para 'el rey de los gitanos de Galicia' penas que suman cuatro años y medio de prisión; para su hermano Juan Paulo G.J. se solicitan seis años y medio de prisión y el pago de multas por más de 4.400 euros. A las mismas penas se enfrentan D.G.J. y María Consuelo G.J..

   En cuanto a Marino G.J. y S.G.J., la Fiscalía demanda un año y medio de prisión y una multa de 160 euros, para cada uno de ellos. Finalmente, y en concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Público pide que tres de los acusados indemnicen en 9.000 euros a uno de los agentes agredidos, y en 2.000 euros a otro. Por su parte, el abogado agredido ya renunció en su día a ejercer medidas o reclamar indemnización.

   La próxima semana, del 1 y el 5 de julio, 'los Morones' están de nuevo citados por el juzgado Penal 2 de Pontevedra, por una reyerta que tuvo lugar en el mercadillo de Cangas do Morrazo en la mañana del 16 de octubre de 2015.

Contador

Para leer más