La banca quiere recuperar 1.000 millones de deuda de Pescanova

Actualizado 05/02/2014 19:42:24 CET
Actualizado 05/02/2014 19:42:24 CET

La banca quiere recuperar 1.000 millones de deuda de Pescanova

Propone una quita del 60% e invertir 200 millones

BDO auditará cuentas de la empresa de 2013

   MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La banca atrapada en Pescanova está perfilando los detalles de su propuesta para reflotar la compañía, que incluiría una quita superior al 60% y una inyección de más de 200 millones de euros, con el fin de intentar dar continuidad a la compañía gallega y recuperar el máximo de deuda posible, unos 1.000 millones de euros, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

   De esta forma, la banca acreedora perdonaría a la empresa gallega unos 2.000 millones de euros en el caso de que su oferta, que también recoge la capitalización de deuda, saliera adelante como alternativa a las presentadas por la cervecera Damm, respaldada por KKR, Luxempart y Ergon Capital, y por los fondos Centerbridge y Blue Crest.

   "Sería una alternativa similar a la que adoptaron los bancos acreedores en Metrovacesa", han señalado otras fuentes consultadas conocedoras de la situación de la gallega, que han precisado que la oferta de la banca es "más razonable" que las otras, aunque su intención "no es quedarse con empresas".

   La alternativa de la banca compite con la de la cervecera Damm, que  reconsideró su propuesta inicial y cedió a las peticiones de la banca acreedora, que podrá recuperar más del 20% de lo prestado y ser accionista de hasta el 10% de la pesquera en el caso de que prospere la oferta de la cervecera catalana.

   De esta forma, Damm modificó su propuesta ante la banca atrapada en Pescanova, después de que las entidades financieras consideraran muy elevada la quita de deuda planteada inicialmente, que oscilaba entre el 85% y el 90%, porcentaje que ahora puede verse reducido hasta por debajo del 80%.

   Desde Damm mantienen su apuesta por el futuro de Pescanova, centrado en un componente industrial, porque la estructura de la firma es buena y puede seguir funcionando con el conocimiento que aporta su oferta, que supone una inyección de 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía.

   La oferta de Damm compite además con la presentada por los fondos Centerbridge y Blue Crest, que cuenta con el apoyo de algunas entidades extranjeras e incluye una inyección de capital de hasta 300 millones de euros, 50 millones más que la de Damm, con una quita de deuda de entre el 70% y el 80%.

   Las siete entidades que integran el extinguido 'steering committee' (Sabadell, Bankia, Popular, Caixabank, Novagalicia, BBVA y Santander), han mantenido varios encuentros para analizar la situación de la pesquera, a los que también han asistido representantes de HSBC, Deutsche Bank y Rabobank.

   Pescanova afronta días cruciales para su futuro, ya que de las tres ofertas hay que concretar una de ellas para cerrar lo antes posible el convenio, teniendo en cuenta la fecha límite del 28 de febrero, y deberá contar con el respaldo del 51% de los acreedores, tras el visto bueno de la administración concursal y del juez.

BDO SEGUIRÁ COMO AUDITOR

   Por otro lado, BDO auditará las cuentas de Pescanova correspondientes al ejercicio 2013, tras ser reelegida a propuesta del consejo de administración y con el conocimiento del administrador concursal Deloitte, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

   En concreto, la firma, que ha revisado las cuentas de la pesquera desde 2001 y que está imputada en la actualidad por preseunto delito de falseamiento de información económica-financiera, volverá a auditar los resultados correspondientes a 2013, un 'annus horribilis' para la compañía gallega, a la espera de despejarse su futuro, una vez que se conozca qué oferta resulta ganadora en la puja por hacerse con su gestión.