Bugallo reconoce que no hay contactos para aprobar los presupuestos porque el borrador está sin terminar

Publicado 02/12/2019 17:32:12CET
El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, en rueda de prensa
El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, en rueda de prensa - EUROPA PRESS

   El regidor asegura que "no descarta" someterse a una cuestión de confianza para sacar adelante las cuentas del próximo año

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, ha reconocido que todavía no se han establecido contactos con el resto de grupos en la corporación compostelana de cara a explorar los apoyos que necesita el PSOE para sacar adelante los presupuestos de 2020, cuyo borrador no está terminado.

   Y es que, como ha explicado este lunes el alcalde santiagués en la rueda de prensa posterior a la junta de gobierno local, hasta que el proyecto de presupuestos para el próximo año esté concluido, el PSOE no iniciará las conversaciones para estudiar los apoyos que precisa el grupo de gobierno para la aprobación de las cuentas.

   Preguntado por sus preferencias a la hora de explorar apoyos entre PP, Compostela Aberta y BNG; Bugallo ha asegurado que "no hay ninguna hipótesis que se pueda desechar", incluso, someterse a una moción de confianza para aprobar los presupuestos de 2002. "La única hipótesis que podemos descartar es no aprobar los presupuestos", ha incidido.

   "Hay tres vías. El plan A, el plan B y el también está el plan C. No podemos descartar ninguna", ha manifestado el regidor, en alusión velada a buscar el apoyo del PP, acercarse a los grupos a la izquierda del PSOE --Compostela Aberta y BNG-- o apostar por una moción de confianza, dado que el PSOE gobierna en minoría con 10 ediles en una corporación de 25.

   Así las cosas, ha apuntado que está pendiente de "ajustar los gastos" para que el gobierno local disponga del borrador definitivo de presupuestos, que quieren tener en su mano antes de iniciar las conversaciones con los grupos.

OPOSICIÓN CRITICA TARDANZA

   Los portavoces de Compostela Aberta y el BNG han reprochado al Gobierno de Sánchez Bugallo el retraso en el arranque del proceso de diálogo y de negociación para intentar sacar adelante los presupuestos del próximo año en la ciudad de Santiago.

   Martiño Noriega ha considerado que se trata de "un síntoma" más de una acción de gobierno marcada por "una paralización preocupante" y ha criticado que, "en pleno diciembre", no se ha celebrado "ni el primer contacto para empezar a hablar" de las cuentas, una situación de la que no existen precedentes en la ciudad los últimos años.

   Todo ello, ha añadido, va a retrasar este diálogo a un primer trimestre de 2020 "ya avanzado", por lo que un proyecto de presupuesto "que tiene que ser motor" y "tractor de las políticas públicas" de este mandato "ni está ni se le espera" en próximas fechas. "Queremos pedirle públicamente al Gobierno que se ponga las pilas. Y si no tiene borrador ni documento para negociar que nos llame, que tenemos cosas que aportar", ha insistido Noriega.

   En este sentido, ha acusado a Bugallo de "vivir de rentas", puesto que la agenda de los últimos días del Ayuntamiento está repleta de iniciativas impulsadas por el anterior Gobierno y que están "sirviendo de sustento" a su gestión, después de haber criticado en campaña electoral "el desastre de Compostela Aberta", ha ironizado.

   El portavoz de Compostela Aberta ha sumado esta situación a otras cuestiones en materia económica, como que se duplicase la media del tiempo de pago a proveedores, y ha situado como "ejes básicos del diálogo" todos aquellos proyectos que marcaron la negociación de las ordenanzas fiscales y que sentaron la senda social, participativa y cultural de su mandato, que quedaron pendientes.

PROYECTOS PARTICIPATIVOS

   Noriega ha reprochado a Bugallo que se desechase el proyecto del centro planificado para personas sin hogar, para el que se habían captado millón y medio de fondos europeos, o la votación en contra del renta de Garantía Básica Infantil, algo "incomprensible" y que ha suscitado la "preocupación" de su grupo.

   Es por ello que ha advertido el Gobierno local que "no se puede cerrar a esa evolución" de mejoras sociales y que, aunque no se mantenga el modelo de presupuestos participativos, sí se deben cumplir aquellos proyectos "tramitados, aprobados y participados por miles de vecinos".

   Compostela Aberta estarán, no obstante, "abiertos a negociar hasta el final" y sin "ninguna línea roja", pero sí que pondrán sobre la mesa de diálogo de los presupuestos todas estas iniciativas que quedaron pendientes.

BNG

   Por su parte, Goretti Sanmartín ha criticado que, en pleno mes de diciembre, falte una propuesta de presupuestos para "poder estudiarla, hacer aportaciones, puesto que "lo lógico" sería iniciar "una negociación" lo antes posible.

   Así, la portavoz local del BNG ha lamentado que no se haya celebrado "ni una reunión" ni se conozcan las propuesta del grupo de Gobierno para ese proyecto de presupuestos, para saber si la ciudad está ante un documento que apostará "por lo social, las parroquias y el rural" y permita "transformar" Santiago de Compostela.

   Entre las propuestas que trasladará el Bloque se encuentran la construcción de un aparcamiento de gestión pública en el campus sur y también que se estudie la posibilidad de otro en la zona de Belvís. También ha demandado la negociación para el impulso de un Conservatorio Profesional de Danza.

Contador

Para leer más