Caixanova adquiere un edificio emblemático en la Gran Vía de Madrid para ubicar su sede en la capital española

Actualizado 13/04/2007 21:16:17 CET

VIGO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Caixanova anunció hoy la adquisición un "espléndido" edificio en el número 4 de la emblemática Gran Vía de Madrid, donde instalará su sede en la capital española, y que fue comprado a la que hasta ahora era su propietaria, la Mutualidad General de la Abogacía Española.

El inmueble cuenta con fachadas a Gran Vía y a la calle Reina, y está estratégicamente situado cerca de la confluencia con Alcalá, es decir, próximo a las sedes del Banco de España y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, entre otros organismos e instituciones.

Este edificio, de estilo arquitectónico de los años 20, fue sede del Banco Urquijo y del Banco Sabadell Atlántico, y tiene un superficie de 5.000 metros cuadrados, distribuidos en sótano, bajo y seis pisos. Sus posibilidades de uso son variadas y se prevé que puedan coexistir instalaciones para usos financieros y comerciales, actividades socio-culturales, y para representación institucionales.

La compra del inmueble se enmarca dentro del Plan Estratégico de Caixanova 2005-2008, que incluye, según la entidad, una "intensa penetración" en el mercado de Madrid, donde llegará a tener 75 oficinas en 2008, tras la apertura de 15 nuevas sucursales en este año y otras 21 el año próximo.

Caixanova cuenta en la actualidad con 510 sucursales: 409 en Galicia, 90 en el resto de España y 11 en el extranjero. En este año la entidad prevé abrir 86 nuevas oficinas, de las que ocho estarán en Galicia, 76 en el resto de España y dos en la red internacional (Buenos Aires y Londres). Así, a finales de 2007 una de cada cuatro sucursales estará fuera de Galicia.