Los casos de violencia de género entre menores se multiplicaron por cuatro en los últimos tres años

Miguel Santalices y Fernando Suanzes
EUROPA PRESS
Publicado 30/10/2018 13:40:41CET

   Suanzes cree que Galicia contará "en breve" con una Fiscalía anticorrupción e insta a mejorar la protección de las personas mayores

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los casos de violencia de género entre menores de edad se multiplicaron por cuatro en los últimos tres años, en los que han pasado de registrarse cinco asuntos incoados en los juzgados gallegos en 2014 a los 20 que entraron el pasado año.

   Este es uno de los datos más relevantes de la memoria anual de la Fiscalía de Galicia, que ha sido entregada este martes al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, por parte del fiscal superior en la Comunidad, Fernado Suanzes.

   Suanzes, en declaraciones a los medios tras mantener un encuentro con el jefe del Legislativo en el Pazo do Hórreo, ha resaltado como uno de los datos más destacados del dossier de Fiscalía el aumento plurianual de los casos de violencia de género entre menores que, si bien en términos estadísticos "todavía no es un tema extraordinariamente preocupante" --son 20 casos por los más de 3.000 que se incoan contra menores en la comunidad-- representa un problema "a tener en cuenta para atajarlo".

   De este modo, el número de expedientes que llegan a los juzgados de Galicia relacionados con la violencia de género entre menores pasó de cinco en 2014 a los 20 del pasado año; un comportamiento que Suanzes ve "una reproducción" de lo que acontece en el ámbito de los adultos.

VIOLENCIA DE GÉNERO

   Y es que "todos" los indicadores de violencia machista continúan ascendiendo. En 2017 se formularon un total de 6.463 denuncias, un 13,7 por ciento más que el año anterior; mientras que el número de procedimientos incoados fue de 7.554 (11% más) y se dictaron 1.485 sentencias (más 23%), de las que un 71,3 por ciento fueron condenatorias.

   Según reflejan los datos del dossier de Fiscalía, las víctimas de violencia de género solicitaron 1.928 órdenes de protección, que fueron aceptadas en el 66,6% de los casos y denegadas en el 32,7%. En cuanto a la relación entre agresor y víctima, en más de la mitad de los casos eran pareja o expareja de hecho, en el 31,2% cónyuge o excónyuge y en el 15,76% restante, novios.

   Suanzes ha apuntado que el aumento en la entrada de expedientes violencia de género en los juzgados se debe a "una combinación" del crecimiento de los casos y, a su vez, que las víctimas denuncian con más frecuencia.

PROTECCIÓN DE LOS MAYORES

   Otro de los asuntos que ha subrayado Fernando Suanzes es la necesidad de aumentar los mecanismos de protección hacia el colectivo de personas mayores, ya que el envejecimiento de la población es "uno de los problemas más preocupantes" a los que se enfrenta Galicia.

   "Podemos constatar que las diligencias relativas a la petición de discapacidad han aumentado más de un 30 por ciento, y las de internamiento, más de un 25 por ciento", ha declarado Suanzes, que ha avanzado que la Fiscalía General del Estado ha suscrito un convenio de colaboración con Cruz Roja para instalar puntos de coordinación en las fiscalías de la Comunidad gallega con el objetivo de "detectar malos tratos y violencia" entre el colectivo de personas mayores.

EVOLUCIÓN DE LA CRIMINALIDAD

   El fiscal superior de Galicia ha resaltado que los procedimientos penales "continuaron" con su tendencia a la baja en el año 2017. Así, el número de casos que entraron en instrucción en los juzgados gallegos cayó un 12 por ciento hasta situarse en 111.455.

   Aumentan los casos relativos a la libertad e integridad sexual un 12 por ciento, así como los malos tratos en el ámbito de la familia (17,5%) y los delitos contra el medio ambiente (25%). Por contra, caen los de lesiones casi un 30%; y los de patrimonio y orden socio económico, que descienden un 5,2.

   Con todo, los delitos de lesiones continúan a la cabeza de los grupos incoados más representativos con el 36,95% del total, seguidos por los de patrimonio y orden socioeconómico (23,94%) y los delitos contra la seguridad vial (8,29%).

   En cuanto los delitos sentenciados, el orden anteriormente mencionado se revierte y pasan a ocupar el primer lugar los relacionados con la seguridad vial (40,%); mientras los delitos patrimoniales representan el 17,42% del total y los de lesiones, el 15%.

   Además, en 2017 se produjeron un total de 12 homicidos dolosos o asesinatos consumados, dos de ellos relacionados con la violencia machista. Según los datos de Fiscalía, el pasado año hubo 125 muertes accidentales por delito de homicidio imprudentes --49 en accidentes de trabajo y 76 en siniestros de tráfico--.

FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN

   Fernando Suanzes ha aprovechado la ocasión para retomar una de las reivindicaciones del Ministerio Público en Galicia: la creación de una Fiscalía especializada en anticorrupción para la comunidad. De este modo, ha comentado que la Fiscalía General del Estado, presidida desde el mes de junio por María José Segarra, está "estudiando con detenimiento" esta posibilidad.

   "Todos los contactos que tenemos son favorables, pero es un proceso complejo en el que hay que estudiar diferentes parámetros. Yo tengo confianza en que podamos conseguirlo en breves", ha comentado el fiscal general gallego.

   En este sentido, el número de casos de corrupción tramitados por los juzgados de Galicia se situó en 156, lo que supone una caída interanual de 35 (18,3%). De ellos, 28 fueron cualificados y 15 sentenciados.

   Entre la tipología, destaca la prevaricación administrativa (más de la mitad de los casos), blanqueo de capitales (14,7%), soborno (10,26%), malversación (8,33%) y tráfico de influencias (6,41%).

OTROS DATOS

   Por otro lado, respecto al tráfico de drogas se incoaron 894 casos, 526 en el área de delicuencia informática (7,7% más que en 2016) y 256 en la de medio ambiente y urbanismo, ámbito en el que destacaron las diligencias relativas a ordenación del territorio y urbanismo con dos tercios del total.

   Por último, el informe de Fiscalía también recoge los datos de población recluida en Galicia, que se situaba en 3.922 personas a finales del pasado año, lo que representa que la Comunidad gallega acoge casi el 6% del total de presos del conjunto estatal. De ellos, 3.095 son hombres y 197, mujeres.