Cientos de trabajadores de la central de As Pontes protestan ante la Xunta para reclamar una "solución inmediata"

Actualizado 13/09/2019 14:18:12 CET
Protesta de trabajadores de la planta de As Pontes ante la Xunta, en Santiago
Protesta de trabajadores de la planta de As Pontes ante la Xunta, en Santiago - EUROPA PRESS

   Demandan a las administraciones que se sienten con Endesa para que "diga lo que tiene previsto" tras la paralización de inversiones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Cientos de trabajadores y transportistas de la central de As Pontes (A Coruña), así como alcaldes y vecinos de la comarca, se han concentrado este jueves ante la Xunta para reclamar una "solución inmediata" para el futuro de la planta.

   En declaraciones a los medios, el secretario general de Industria de CC.OO., Víctor Ledo, lamenta que "día a día la situación va empeorando", tras decidir Endesa la paralización de la inversión para la reconversión de dos grupos generadores de los cuatro existentes, por lo que "el 50 por ciento de la capacidad de producción de esta planta queda sentenciado".

   Bocinas, silbatos y petardos se han escuchado en esta concentración en San Caetano, en Santiago, en la que también se han tirado botes de humo antes de una reunión de representantes de los trabajadores con la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

   De tal modo, Ledo pide a Endesa que "paralice cualquier tipo de decisión" que "lleve implícito la destrucción de empleo". Actualmente, explica que hay unos 250 empleados en la fábrica, a los que se suman otros 250 de auxiliares, 150 transportistas y 150 suministradores.

   Así, censura que Endesa "está haciendo oídos sordos" a las peticiones de reuniones, por lo que los sindicatos "exigen que se pronuncie sobre sus verdaderas intenciones".

   A este respecto, llama a la Xunta y al Gobierno central a que "sienten a Endesa en una mesa y digan lo que tiene previsto", si "ya va a renunciar a lo que tenía previsto de alargar la vida útil hasta 2035 o si ya decidió amortizar y hacer un cierre de facto".

   De tal forma, los trabajadores demandan tanto a la Xunta como al Estado "qué planes van a tener" y "cómo van a hacer para doblarle el pulso a una empresa que ya está tomando decisiones sin tener en cuenta" a los trabajadores y a los vecinos.

TRANSICIÓN CONTRA LA CONTAMINACIÓN

   Asimismo, Víctor Ledo deja claro que "nadie pone en tela de juicio" que "el uso de combustibles fósiles tiene los días contados" y "hay que ir a la descarbonización" del país, pero precisamente se necesita una "transición energética".

   "Lo que estamos exigiendo de manera inmediata es que Endesa nos plantee lo que va a hacer, si está dispuesta a renunciar a la transición", avisa.

"PREOCUPANTE" PARALIZACIÓN DE INVERSIONES

   Por su parte, Alberto Amado, de CIG-Industria, remarca que el anuncio de paralización de obras de la segunda fase de adaptación "es preocupante", lo que "puede tener una situación continuada en el tiempo".

   Así, carga contra la actitud del Ministerio de Transición Ecológica, puesto que el Gobierno "no están tomando las medidas" para que el proceso de descarbonización "se haga de una forma ordenada y en un tiempo razonable". En esta línea, emplaza a un "compromiso claro" con el empleo en la comarca.

EL PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN CRITICA AL MINISTERIO

   El presidente socialista de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, ha criticado al Ministerio de Transición Ecológica y ha pedido que "pare el sinsentido" de que Endesa quiera invertir 220 millones euros para adaptarse a la normativa de la UE "y se le trate igual que una central que decidió no apostar por el cumplimiento".

   Lamenta que haya "una apuesta más que por la transición por la intransición". "Pediría que revisásemos el nombre del propio Ministerio, si no va a ser de transición, que se le cambie el nombre, porque esto no es transición, sino disrupción, es un golpe en seco y no tiene mucho sentido común", ha cargado González Formoso.

   También requiere a la Xunta que se ponga a trabajar, pues "tiene que ejercer su representatividad ante la Administración del Estado". Remarca que tiene competencias en materia de autorizaciones, lo que es clave para el futuro de sustitución del carbón en la planta.

   Recuerda que Endesa es "una empresa que decide apostar por esta central" en As Pontes, a diferencia de lo que pasa "en otras 14" en el país. Con todo, ve una "mala señal" la "paralización de la mitad de la central", dos de cuatro grupos, que "huele mal". "El cierre de la instalación completa está ahí encima de la mesa", advierte.

   El presidente de la Diputación explica que hay "650 familias que dependen de esta central", así como "seis comarcas y un puerto exterior de Ferrol". Por todo esto, llama a que se sienten en una mesa todas las partes implicadas "para que se busque una alternativa de funcionamiento" para la sustitución del carbón, "que está en extinción", por otras energías "más renovables".

Contador

Para leer más