Actualizado 17/10/2009 19:19

La CIG dice que fueron UTG y CC OO quienes "no quisieron unirse" a la huelga del metal prevista para el lunes en Vigo

Rechazan la última propuesta de los mediadores porque consideran que "no garantiza ningún incremento salarial"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CIG desmiente que la convocatoria de huelga del próximo lunes en apoyo a los 13 trabajadores del metal juzgados por las movilizaciones del 6 de mayo de 2006 en la estación de tren de Vigo se realizara de forma "unilateral" y asegura que fueron CC OO y UGT quienes "no se quisieron unir".

Según el secretario nacional del Metal, Miguel Malvido, la CIG consultó al resto de organizaciones sindicales la intención de llevar a cabo protestas por las "agresiones brutales" de la Policía, sin embargo aseguró que fueron estas organizaciones las que rechazaron sumarse cuando se les comunicó durante una de las tres reuniones que la mesa negociadora del convenio tuvo este mes. "Entendemos que estarán allí convocados simplemente sus delegados", dijo.

Malvido señaló que estos 13 compañeros que van a ser juzgados podían ser "cualquiera" de los trabajadores del metal y recordó que en aquella revuelta de 2006 hubo 23 heridos y se vivió un "proceso de detenciones indiscriminadas".

De esta forma, el sindicalista incidió en la "necesidad" de "mostrar el apoyo y el calor del sector" mediante esta convocatoria de huelga e hizo un llamamiento a la participación para "luchar contra la criminalización del movimiento obrero y sindical".

Los trabajadores se concentrarán a las 9.00 horas del lunes en puntos como Teis, Beiramar, Avenida de Madrid y Camiño do Caramuxo, desde donde partirán en dirección al cruce de la calle Colón para continuar con su marcha hasta la Praza do Rei. Será ahí donde se juntarán todos los grupos en huelga, incluidos los de otras comarcas, para reunirse frente a los juzgados de la calle Coruña, donde tendrá lugar el proceso judicial contra los 13 imputados, a las 10.00 horas en la sala de lo Penal número 2.

"ESCASAS DIFERENCIAS"

Por otra parte, la CIG aprovechará la asamblea previa de la Praza do Rei para trasladar a los trabajadores sus valoración sobre la última propuesta presentada por los mediadores y que aborda cuestiones como los salarios, la jornada laboral y la contratación.

El sindicato cree que el documento "reproduce" con "escasas diferencias" la propuesta presentada el pasado mes de junio, la misma que los trabajadores "rechazaron" durante las jornadas de huelga en la provincia de Pontevedra.

Según la CIG, "no se garantiza ningún incremento salarial" ni se asegura el "incremento porcentual pactado" con relación al IPC. Sí están convencidos de que la propuesta compromete que "no se aplicará descuento en ningún año". "El texto presentado no asegura ningún acuerdo que garantice la estabilidad de los empleos en el sector naval, ni la eliminación de la contratación irregular y de dumpling salarial", añaden.

Finalmente, el sindicato denuncia haber sido "excluido formalmente" en "diferentes momentos de la negociación" por los mediadores y pone como ejemplo de esta acusación las reuniones con UGT y CC OO para debatir la redacción del texto mientras "no se tuvo en cuenta" la de la CIG.