La CIG no firma el preacuerdo de Alcoa por "no garantizar" el empleo

Publicado 16/01/2019 17:52:58CET

Insiste en que está en manos del Gobierno buscar una solución "seria" para toda la plantilla

A CORUÑA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La CIG no ha firmado el preacuerdo alcanzado esta madrugada entre la representación social y la dirección de Alcoa para las plantas de A Coruña y Avilés (Asturias) por "no garantizar" el empleo, al obligar a pactar "ya" las condiciones de los despidos ni dar garantías "de manera clara" en relación a la reactivación de las series de electrolisis.

En un comunicado, la central sindical afirma que mantuvo, desde el inicio, "una posición totalmente contraria al cierre de las fábricas formulado por Alcoa y asumió hasta el final el mandato de la asamblea de los trabajadores de no pactar ni despidos ni la parada de las series si no se ofrecían garantías claras para volver arrancar las cubas".

El delegado de la CIG en Alcoa, Julio Moskowich, explica que rechazan este acuerdo "porque se fundamenta en los despidos que, a fecha 1 de julio, tendrían lugar inequivocamente y porque va contra la decisión de la asamblea con la que acudimos a las reuniones de Madrid". "Basada en que cualquier alternativa tenía que pasar por la garantía del empleo y no asumir ningún despido", insiste.

Por otra parte, cuestiona que el preacuerdo deje toda posibilidad de mantenimeinto de los empleos y retomar la actividad productiva "en la propuestas que pueda poner en marcha el Gobierno, principalmente el Ministerio de Industria", con quien el resto de la representación social mantuvo un encuentro este miércoles.

Además, sostiene que "la única alternativa formulada por el departamento de Reyes Maroto hasta ahora se limitó a asumir el plan de cierre de Alcoa en un plazo de seis meses".

AYUDAS

Mientras, el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, afirma que el hecho de que la asunción por parte del Gobierno del plan de cierre de Alcoa "es contrario a sus propias medidas en este conflicto ya que, por los plazos que se manejan, la multinacional podría beneficiarse de las ayudas recogidas en el Real Dereto 20/2018 de medidas para la industria electrointensiva".

"Aunque una de las condiciones recogidas en este decreto es mantener los puestos de trabajo y la actividad", recuerda. Así, advierte de que el Ejecutivo "además de avalar el plan de Alcoa, podría estar financiando con dinero público el cierre de las fábricas de A Coruña y Avilés".

Por todo, ello, asegura que está ahora "en manos del Gobierno" lograr "una solución seria y con garantías de mantenimiento del 100% de los puestos de trabajo".