Detenido en Vigo un hombre por negarse a hacer la prueba de alcoholemia después de empotrar su coche contra un muro

Actualizado 18/12/2007 16:20:55 CET

La Policía Local también detuvo a un hombre de nacionalidad nigeriana por conducir sin carnet y sin seguro

VIGO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un vecino de Moaña (Pontevedra), A.V.C., de 47 años de edad, fue detenido hoy por agentes de la Policía Local de Vigo tras negarse a hacer la prueba de alcoholemia después de haber tenido un accidente de tráfico con el coche que conducía, que quedó empotrado contra un muro.

Los hechos ocurrieron, según la Policía Local, a las 1.20 horas en la calle Sanín de la ciudad olívica, donde el vehículo, tras empotrarse contra el muro, quedó suspendido sobre la base de un puente bajo el que discurre un riachuelo.

Cuando la dotación policial llegó al lugar, comprobó que el conductor estaba fuera del coche y presentaba "síntomas claros y evidentes" de encontrarse bajo los efectos del alcohol, ya que "tenía que apoyarse en el vehículo para poder mantener la verticalidad".

Según consta en el informe policial, el hombre "se negó en todo momento" a someterse a las pruebas de alcoholemia y fue detenido por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas y desobediencia grave.

OTRO DETENIDO.

Por otra parte, la Policía Local también detuvo a un hombre nigeriano de 43 años de edad, J.D., por darse a la fuga en una furgoneta para evitar ser identificado en un control de alcoholemia, en compañía de otro hombre de 34 años, S.D., de Senegal.

La detención se produjo en la tarde de ayer, en las inmediaciones de la Avenida de Galicia, donde una dotación policial estaba realizando un control de alcoholemia. Cuando los agentes dieron el alto a esta furgoneta, su conductor aminoró la marcha pero, a continuación, aceleró bruscamente y se dio a la fuga "poniendo en peligro la seguridad del tráfico y de los viandantes".

Los ocupantes del vehículo huyeron posteriormente a pie pero fueron interceptados por la Policía. Así, los agentes comprobaron que el conductor de la furgoneta circulaba sin el permiso de conducción y sin seguro obligatorio desde el pasado mes de julio, por lo que quedó detenido.