Dimite una edila popular de Viveiro "decepcionada" con el PP provincial y con la gestión de la Xunta tras la riada

Publicado 26/11/2018 17:45:59CET

   Antonio Lage Seara, responsable de Novas Xeracións en la localidad, entrará en el Consistorio tras la renuncia de María Jesús Vale

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La concejala del PP de Viveiro (Lugo) María Jesús Vale, quien, después de la riada que se generó días atrás por la caída de una fuerte tromba de agua, se había mostrado muy crítica con la gestión de Augas de Galicia, que depende de la Xunta, ha presentado este lunes la renuncia a su cargo.

   Según figura en el escrito de renuncia, al que ha tenido acceso Europa Press, Vale asegura que siente "una gran decepción tanto con la gestión del Partido Popular Provincial de Lugo, como con la gestión de Augas de Galicia, dependiente de la Xunta".

   En el escrito, la edila se define como "una persona con principios y que defiende sus ideales".

   Y "por tal motivo", añade, no se ve "motivada para seguir ejerciendo el cargo" que hasta ahora ocupaba como concejala del PP en el Consistorio.

   Por este motivo, asegura que presenta al pleno local su dimisión como edila. En su lugar está previsto que entre, según las fuentes del partido consultadas por Europa Press, Antonio Lage Seara, responsable de Novas Xeracións (NN.XX.) en la localidad.

ADVIRTIÓ ANTE ETHEL VÁZQUEL DE LA "RESPONSABILIDAD" DE AUGAS

   Según han explicado a Europa Press fuentes municipales, Vale está "muy afectada por lo ocurrido" en el barrio de Xunqueira y, de hecho, "su padre vive al lado" de la mujer que perdió la vida en la riada.

   Según publicaron varios medios locales, cuando la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, visitó la localidad, la edila no dudó en subrayar en su presencia que "parte de la responsabilidad" de lo ocurrido era de Augas de Galicia.

   Y es que, a su modo de ver, si el río estuviese "limpio y dragado", podría haberse evitado una crecida de semejante magnitud.

   En esta coyuntura, también se habría sentido molesta por las declaraciones que realizó Ethel Vázquez en la visita a la localidad lucense, donde se mostró convencida de que la riada "no" se podía "evitar" e incidió en que se debe a un fenómeno que puede ocurrir "cada 500 años".