Actualizado 01/03/2021 18:39 CET

El doctor Muíños, "preocupadísimo por imágenes terribles": "Todavía estamos bajo influencia de las restricciones"

   El comité clínico se reúne este martes para analizar la situación epidemiológica y actualizar el listado de incidencia por ayuntamientos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El comité clínico que reúne a 35 expertos y que asesora a la Xunta de Galicia para tomar decisiones en la pandemia se reúne este martes con la idea de evaluar los datos epidemiológicos y estudiar la aplicación de la desescalada en los ayuntamientos gallegos tras el primer fin de semana con reapertura generalizada de la hostelería para consumo y de levantamiento de las restricciones más duras de la movilidad.

   Especialmente pendientes de esta evaluación están los ayuntamientos del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, ya que está en estudio si se levanta el cierre perimetral de esta zona sanitaria, lo que permitiría la interacción con ayuntamientos de otras áreas de Galicia siempre que tengan la misma incidencia epidemiológica. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, remitió precisamente a esta semana y la evaluación del comité clínico para estudiar esta posibilidad.

   El contexto, en palabras del médico de familia José Luis Muíños, en estas horas previas ha atendido a Europa Press, es el de la tendencia a la baja en los contagios, si bien la presión hospitalaria se mantiene. Al respecto, ha advertido de que "todavía estamos bajo influencia de las restricciones" y que las posibles consecuencias de los comportamientos de este fin de semana, con "imágenes terribles", se verán más adelante.

   En declaraciones a Europa Press, este médico, que ha dicho que Galicia "llega en líneas generales bien" a este comité clínico y con la mayor parte de ayuntamientos con incidencias inferiores a 250 casos por 100.000 habitantes, ha querido "insistir en la prudencia" como elemento "fundamental". "Estamos todavía en influencia de las restricciones anteriores", ha subrayado.

   El fin de semana, ha dicho, le deja "preocupadísimo". "Fueron terribles las imágenes de este fin de semana, una falta de conciencia en una parte pequeña, del 20 o del 30 por ciento, que desde luego no cumplen y no tienen ninguna conciencia de la enfermedad", ha enfatizado.

CON LAS VACUNAS

   El doctor Muíños ha considerado "tremendamente positivo" que las vacunas hayan aparecido en este periodo. Así, ha observado que en territorios donde hay una parte importante de la población vacunada, como es el caso de Israel, se ven los resultados y hace ver "el futuro con esperanza". "Si hay más olas, probablemente sería menos grave porque afectaría a personas por debajo de los 80 años y el principal riesgo es la edad", ha manifestado.

   Pero ha hecho una advertencia frente a una posible confianza ante este factor, ya que ha señalado que hay gente joven, de menos de 40, que también ocupan plazas en UCI: "No hay que olvidarse que hay muchos jóvenes en las UCI. Que una buena parte puedan pasarlo como una enfermedad leve o moderada, no está libre de que haya gente de menos de 40 o 30 grave. Nadie está libre de que nos afecte de una manera".

   Por ello, ha incidido en que "la prudencia tiene que marcar todas nuestras actividades, usar siempre la mascarilla, higiene de manos y los locales interiores con una ventilación adecuada". "Son normas sencillas pero que hay gente que no las ha incorporado a su hacer de todos los días", ha apostillado.

   El doctor Muíños ha señalado que mientras se mantenga una incidencia elevada de la enfermedad, también aumenta la probabilidad de nuevas variantes, por lo que "es un riesgo muy grande y una falta de solidaridad" que haya personas que se consideren "menos vulnerables".

"SERÍA PRECIPITADO"

   Preguntado por si la desescalada se debe acelerar ya esta semana, el experto del comité ha considerado que "sería precipitado" cambiar ahora, por ejemplo, el número máximo de no convivientes para una reunión y ha apostado por ir paulatinamente en los pasos que se den.

   Dirigiéndose a la sociedad, ha llamado a "aguantar con mucha prudencia, pero viendo la luz al final del túnel". "Estamos viendo que la inmunización es eficaz, de una manera lenta, pero la esperanza es buena, cada vez que inmunizamos a una persona, inmunizamos a sus posibles contactos".

   El doctor Muíños ha confiado en que la vida se podrá ir "normalizando", pero ha advertido de que "muchas medidas vinieron para quedarse durante muchos años", como mantener cierta distancia. Así, se ha referido a imágenes como la de un interior de un bar de vinos con gente muy junta para asegurar que "eso no va a volver durante muchos años, pero sí se va a normalizar un poco la vida".

   El médico de familia ha apelado a ver el "futuro con optimismo", pero siendo realistas porque "la sociedad como la concebíamos antes del covid, no va a volver durante muchos años".

   "Podremos ir a la playa, pero no apiñarnos en el chiringuito", ha sentenciado Muíños, quien ha avisado: "Nos liberaremos de los muertos y esas cifras tremendas, pero nos liberaremos de los muertos y esas cifras tremendas, pero que el mundo no es concebible como antes del covid, eso está clarísimo".

REUNIÓN ESTE MARTES

   La reunión del comité clínico está previsto que se celebre a partir de las 18,00 horas de este martes y en ella estará encima de la mesa la actualización del listado de ayuntamientos vinculado a los tres niveles de restricciones que están decretados actualmente: más de 500 casos (hostelería cerrada solo para llevar/recoger y prohibidas movilidad y reuniones), nivel 2 (--entre 250 y 500 casos por 100.000 habitantes--, reuniones de hasta cuatro no convivientes, terrazas abiertas) y nivel 3 (por debajo de 250--, reuniones de hasta cuatro no convivientes, terrazas abiertas e interiores con 30 por ciento de aforo).

   La movilidad está permitida, actualmente, entre ayuntamientos que presenten el mismo rango de incidencia epidemiológica. La única excepción es en las áreas de Ferrol, A Coruña y Pontevedra-O Salnés, con movilidad interna permitida y todos los ayuntamientos situados en nivel 2 de restricciones, pero cerradas perimetralmente al resto de Galicia.