Actualizado 21/05/2007 14:48 CET

Educación, patronal y sindicatos crean una comisión tripartita para negociar las condiciones de la enseñanza concertada

La primera reunión a tres bandas será el día 29 para establecer el calendario y priorizar las reivindicaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Educación e Ordenación Universitaria suscribió hoy con las empresas de gestión de centros concertados CECE, ACES-Galicia y Educación e Xestión y los sindicatos FETE-UGT, CC OO, FSIE y USO el acuerdo sobre la aplicación del calendario escolar para el próximo curso por el que se crea la Comisión Tripartita de la Enseñanza Concertada.

Así, según destacó la conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, tras suscribir el acuerdo, del que se desmarcó la CIG-Ensino, se constituye "por primera vez" una comisión en la que Administración educativa, patronal y sindicatos abordarán las reivindicaciones del ámbito de la enseñanza concertada.

Esta comisión, según explicó la conselleira, tendrá un reglamento de funcionamiento, se reunirá de manera periódica y establecerá un calendario para ir priorizando las demandas del profesorado y empresarios.

En este sentido, avanzó que la primera reunión se celebrará el martes día 29, en la que se establecerá el calendario y la priorización de las reivindicaciones. Al respecto, incluyó la aproximación de los salarios de los trabajadores de los centros concertados a los de la enseñanza pública "para rebajar las diferencias"; la reducción de la jornada laboral de los profesores; entre otros aspectos.

"Es importante la constitución de la comisión", afirmó la titular de Educación y subrayó que "muchas comunidades" no cuentan con este instrumento en el ámbito de la enseñanza concertada. "Tendrá un reglamento, reuniones periódicas y un calendario", matizó.

Asimismo, comentó que el acuerdo garantiza que el alumnado de infantil y primaria tendrá cinco periodos lectivos diarios durante todo el curso; que los centros educativos podrán solicitar una modificación de la jornada escolar, en cuanto a su distribución, que será dirigida a las delegaciones provinciales de la consellería.

Esa solicitud, según concretó, debe incluir la petición expresa formulada por la dirección del centro previo acuerdo del Consello Escolar, adoptado por mayoría simple; además de indicar el horario escolar que se desarrollará en septiembre y junio, con una jornada de cinco horas diarias.

NEGOCIACIÓN

Además, la consellería se compromete mediante el acuerdo a abordar con sindicatos y patronal antes de finalizar este curso las implicaciones de la reorganización de la jornada de trabajo del personal docente.

Al respecto, la Administración negociará la adecuación de los ratios profesor-aula de los centros privados concertados que impartan enseñanzas de educación infantil y primaria.

También negociará la consellería en el primer trimestre del curso 2007-08 una flexibilización de los requisitos necesarios en la tramitación y concesión de la jornada lectiva en sesión única de mañana.

Con todo, la firma del acuerdo supone la desconvocatoria por parte de las organizaciones sindicales de la jornada de huelga prevista para el día 24 de mayo.

VIEJAS REIVINDICACIONES

Por su parte, en representación de la patronal, José Antonio Moar valoró el acuerdo y destacó, sobre todo, la creación de la comisión porque "permitirá debatir por fin y de manera oficial los temas con incidencia en la enseñanza concertada".

Moar manifestó, además, que el acuerdo supone la desconvocatoria de una huelga que, según puntualizó, "es perjudicial" para la enseñanza concertada, "sobre todo para el alumnado".

Las centrales sindicales, por su parte, subrayaron la constitución de la comisión tripartita. Así, la representante de UGT, Ana Lozano, comentó que este instrumento les dará la oportunidad de abordar con la consellería y empresarios aspectos "que nunca se dio la opción a negociar". "Posiblemente se llegue a acuerdos y otras cuestiones que intentamos que se acuerden", agregó.

En representación de FSIE, Francisco Armindo, agradeció la firma pero lamentó que se hiciera "esperar tantos". "El acuerdo es más que una declaración de intenciones y lo que se nos promete para negociar sea una realidad a corto plazo", reivindicó.

En esta línea, el representante de CC OO, Xosé Marcial Comesaña, valoró el acuerdo y reclamó que la comisión aborde la homologación "ya", así como las condiciones de jornada para la reducción de las horas del profesorado. Mientras, por USO, Isidro Amoedo apostó por debatir a tres bandas las problemáticas "y prever las situaciones conflictivas antes de que se produzcan".