Actualizado 14/10/2010 13:56 CET

Feijóo asegura que no se alegó al "primer" decreto del carbón porque garantizaba los intereses de Galicia

ASISTENCIA AO PLENO DO PRESIDENTE
XUNTA/CONCHI PAZ

Sugiere que lo "bueno" sería que BNG y Xunta dejasen de discutir entre ellos para hacerlo con el PSOE, al que culpa de la situación

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha justificado la decisión de su Gobierno de no presentar alegaciones al "primer decreto del carbón" en base a que ésta norma "garantizaba" los intereses gallegos y no suponía "un impacto negativo" para las centrales térmicas de Meirama y As Pontes, para las que incorporaba compensaciones específicas.

Lo ha explicado en la sesión de control celebrada este jueves en el Parlamento gallego, donde ha asegurado que, una vez "reformada" la norma, su Gobierno sí protestó contra la misma hasta "en siete ocasiones" desde enero de este año. Ahora, se ha reafirmado en que la Xunta "acompañará" a los trabajadores afectados en su 'marcha negra' contra el decreto hasta los tribunales europeos.

Feijóo ha ratificado la voluntad de la Xunta de recurrir el decreto del carbón tras ser interpelado por el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, quien le ha criticado duramente por "no presentar alegaciones" contra el decreto del carbón. "Si fue por negligencia, debe cesar el responsable de que no se haya alegado y si fue conscientemente, debe dimitir usted", ha advertido el diputado nacionalista.

Frente a ello, el presidente ha justificado la posición de la Xunta y ha sugerido que el BNG tiene "mala conciencia" porque son sus "socios" --en referencia a los socialistas-- quienes impulsan una normativa que afecta a los intereses de las térmicas gallegas. "Diga a sus socios que dejen de perjudicar a Galicia cada vez que tienen oportunidad", ha demandado.

"Usted tiene bastante poca vergüenza", ha replicado Aymerich, antes de censurar que Feijóo pretenda "dar lecciones al nacionalismo" acerca de cómo se defienden los intereses de la comunidad cuando todavía "no se ha atrevido a dar la cara" ni en Cerceda ni en As Pontes.

DISCUTIR CON EL PSOE

El presidente gallego ha rechazado este extremo y ha recordado que recibió a los alcaldes de las localidades afectadas por un decreto con "perversos" efectos --como la pérdida de miles de empleos directos e indirectos-- para intentar establecer una "estrategia conjunta". "Lo que pasa es que a nosotros nos gusta negociar y a otros el alboroto", ha subrayado.

En este escenario, se ha preguntado si no sería "bueno" que la Xunta y el BNG dejasen de discutir entre ellos para hacerlo con el PSOE, cuyas medidas ha criticado duramente y, tras insistir en que la Xunta estará con los trabajadores en su 'marcha negra', ha retado al BNG a decidir "de qué lado está" en este nuevo "desafío al sentido común" del Gobierno central.

"Tiene que decidir si está del lado de los mineros y de la Xunta o de sus socios de gobierno. Nosotros lo tenemos claro, interpondremos un recurso ante los tribunales europeos de Luxemburgo", ha concluido Núñez Feijóo.

"¡PSOE, PP, MENOS PARIPÉ!"

Al término de este debate, un grupo de invitados a la sesión plenaria de este miércoles, entre los que se encontraba el ex diputado del BNG Fernando Blanco Parga, se ha levantado mostrando varias pancartas en contra del decreto del carbón y exigiendo "menos paripé" a populares y socialistas.

Tras unos breves minutos en los que proclamaron consignas como '¡PSOE, PP, menos paripé!' y 'Nós tamén vivimos do carbón' --'Nosotros también vivimos del carbón'-- la jefa del Legislativo gallego, Pilar Rojo, pidió a los servicios de la Cámara que actuasen y los invitados abandonaron el hemiciclo, entre aplausos de los diputados nacionalistas.