Feijóo censura las palabras del alcalde de Vilanova sobre Silva, pero no pide su cese ni admite "lecciones"

Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta
XUNTA
Publicado 10/10/2018 15:37:41CET

   Recuerda las "auténticas barbaridades" que él "tuvo que escuchar" en el debate de la autonomía y pide "más respeto y moderación"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido que las palabras que el alcalde de Vilanova de Arousa (Pontevedra), Gonzalo Durán (PP), dirigió a la presidenta de la Diputación de Pontevedra, la socialista Carmela Silva, a quien calificó de "chacha para todo" del "anciano" Abel Caballero, "no son acertadas".

   Eso sí, preguntado al término del Consello de la Xunta acerca de si el alcalde tendría que dimitir, ha evitado esta opción y ha remarcado que, tras "las auténticas barbaridades" que él mismo tuvo que escuchar este martes en el Debate sobre el Estado de la Autonomía, no considera que nadie esté "en condiciones de exigir o dar lecciones sobre nada".

   En concreto, ante las palabras de Durán, Feijóo ha concluido que hay "acuerdo" por parte de "todos" en que las declaraciones del alcalde "no son acertadas".

   Como "segunda conclusión", ha incidido en que, "tras todo" lo que tuvo que escuchar en la Cámara, "auténticas barbaridades" --especialmente dura fue la intervención de Luís Villares (En Marea), quien, entre otras cuestiones, vinculó con "suicidios" la gestión política de la Xunta--, no cree que "nadie esté en condiciones de exigir o dar lecciones sobre nada".

"Y MENOS EL AYUNTAMIENTO MÁS BRONCO DE GALICIA"

"Y menos el Ayuntamiento más bronco de Galicia", ha añadido, sin citarlo, en relación al Consistorio de Vigo. Feijóo ha identificado la "descalificación y la falta de respeto" con "la forma de actuar" del Ayuntamiento que dirige Abel Caballero, "sobre todo con la portavoz de la oposición", en referencia a la popular Elena Muñoz.

   "Lo que hay que tener es más respeto y moderación, y menos críticas y disputas partidistas", ha señalado, en términos generales.

Contador