Feijóo defiende, tras las críticas de Baltar, que no tiene "solución" para evitar cerrar el paritorio de Verín

Publicado 05/12/2019 15:46:07CET
El presidente de la Xunta en la reunión del Consello.
El presidente de la Xunta en la reunión del Consello. - XUNTA

   Alega que "no hay pediatras", además del problema de "seguridad", y augura "cambios de postura" de quienes conozcan "la información completa"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este jueves que no tiene "solución" para evitar el cierre del paritorio del Hospital de Verín y ha argumentado que, al margen de que el descenso de partos pone en cuestión "la seguridad" por la pérdida de pericia en la práctica clínica, tampoco "hay pediatras", servicio clave para atender a los bebés una vez que nacen.

   Así lo ha trasladado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, donde ha revelado que la Xunta hizo "un último intento" el pasado mes de junio al convocar dos plazas de pediatría para Verín, que quedaron desiertas, al igual que ocurrió con otras para otros servicios del centro sanitario. El "problema" de las guardias, ha añadido, "se estaba solucionando con un pediatra de Atención Primaria de Verín" y otros "desplazados" desde el Hospital de Ourense.

   En esta coyuntura, se ha reafirmado en la decisión de cerrar el paritorio, pese a las críticas recibidas desde miembros de su partido en la provincia, con el presidente de la Diputación y del PP de Ourense, Manuel Baltar, al frente. Preguntado acerca de si ha hablado con él, el presidente ha respondido que lo hizo el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

   "No sé si con toda la amplitud porque no estaba en la conversación", ha admitido, antes de insistir en que él ha demandado los datos completos y se ratifica que "no hay pediatras". Al respecto y sin citar a Baltar en ningún momento, ha subrayado que tiene "amistad personal" con "muchísimos alcaldes de la zona", pero ha defendido que es preciso poner los criterios médicos "por encima de las consideraciones partidarias".

AUGURA CAMBIOS DE POSTURA

   "Hay buena fe en muchísimos planteamientos políticos de todos los partidos, tendencias y sensibilidades. Reitero que tengo amistad personal con muchos alcaldes de la zona, que conozco bien y desde hace mucho tiempo. Pero lamentablemente no tengo solución para este problema, si tuviese o encontrase algún día una solución, dejaría de ser este problema", ha advertido.

   Consciente del impacto del cierre del paritorio, ha asegurado que "gobernar", en todo caso, es "asumir una decisión impopular" basada "en criterios médicos". "Prefiero eso que poner en riesgo la vida de una madre o de un bebé", ha proclamado, antes de señalar que, si bien está "acostumbrado" a que los asuntos sanitarios "no se miren con un mínimo de objetividad", le sorprende que los políticos se posicionen "contra" pediatras y ginecólogos.

   Finalmente, se ha mostrado convencido de que "si todos tuvieran una información completa, seguro que variarían su postura". "Que seguro que es lo que pasa con los alcaldes de la provincia, que no tienen por qué ser especialistas en gestión sanitaria", ha augurado.