Publicado 18/04/2022 19:08

Feijóo pide para su sucesor el apoyo que tuvo él y le avisa: debe "ganarse el liderazgo y mantener el legado" del PPdeG

El presidente nacional del Partido Popular y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (2i); el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda (3i); el presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP, Manuel Baltar (2d), y el presidente provinci
El presidente nacional del Partido Popular y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (2i); el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda (3i); el presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP, Manuel Baltar (2d), y el presidente provinci - Álvaro Ballesteros - Europa Press

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   "Unidad, pluralidad y trabajar para abrir más el partido". El presidente de la Xunta y líder del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, ha resumido así su receta en clave interna para que el PPdeG pueda mantener el Gobierno gallego y conseguir en 2024 una quinta mayoría absoluta de la mano de sucesor, que será, salvo sorpresa, su vicepresidente primero y jefe de filas del PP pontevedrés, Alfonso Rueda.

   En su intervención en la Junta Directiva que ha convocado el 18º Congreso del PPdeG para los días 21 y 22 de mayo en Pontevedra, Feijóo ha citado una frase que le dirigió el expresidente Mariano Rajoy en el cónclave de Sevilla, y ha pedido que su sucesor tenga "el mismo apoyo" que recibió él porque, si esto ocurre, ha dicho, no podrá pedir "más".

   Y ha recetado, en clave interna, unidad y trabajar para "anchear" el partido "que más se parece a Galicia", y también mantener la "pluralidad" en una formación cuya mayor fuerza "no son las siglas ni los logos" sino los militantes y los electores. Eso sí, ha afirmado que cuando concluya este cónclave "no habrá territorio que se pueda sentir vencedor" pero tampoco "derrotado".

   "Cuando el PPdeG se renueva, gana Galicia y, por tanto, gana el PPdeG. No hay vencedores, ni derrotados", ha proclamado en un discurso en el que, días después de que los principales dirigentes del partido, con los tres presidentes provinciales de Ourense, Lugo y A Coruña al frente, hayan mostrado su apoyo a Rueda, Feijóo ha dado las "gracias a todos" por su comportamiento.

   "Los partidos maduros no se hacen daño al decidir el futuro porque entienden que la madurez conlleva, a veces, dar un paso a un lado para que alguien dé un paso al frente", ha aseverado, antes de insistir: preservar la "unidad" es la "meta" y su sucesor tendrá que "ganarse el liderazgo" después del congreso, con "responsabilidad y altura de miras".

   Y es que, si bien considera que la "unidad" convoca a "todos", desde los dirigentes a los militantes, ha confesado que "no habría dado el paso" de dar el salto a la política nacional si no supera que en Galicia "hay un equipo preparado" y si no estuviese convencido de que hay un partido "unido y capaz de proseguir y continuar el legado" del PPdeG, que él, como sus antecesores Fraga y Albor, ha contribuido a "construir en las últimas décadas".

Más información