Publicado 18/04/2022 21:09

Feijóo pide unidad y apoyo a su sucesor con un aviso: debe "ganarse el liderazgo y mantener el legado" del PPdeG

El presidente nacional del Partido Popular y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (2i); el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda (3i); el presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP, Manuel Baltar (2d), y el presidente provinci
El presidente nacional del Partido Popular y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (2i); el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda (3i); el presidente de la Diputación de Ourense y líder provincial del PP, Manuel Baltar (2d), y el presidente provinci - Álvaro Ballesteros - Europa Press

   Agradece los "pasos a un lado" y pide mantener la unidad en torno a su relevo como clave para lograr una quinta mayoría absoluta en 2024

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   "Unidad, pluralidad y trabajar para abrir más el partido". El presidente de la Xunta y líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha resumido así su receta en clave interna para que el PPdeG pueda mantener el Gobierno gallego y conseguir en 2024 una quinta mayoría absoluta de la mano de sucesor, que será, salvo sorpresa, su vicepresidente primero y jefe de filas del PP pontevedrés, Alfonso Rueda.

   Esa victoria en 2024, precedida de mejores resultados tanto en las elecciones municipales del año próximo, como en las generales, sería clave para que su relevo cumpla con uno de los principales mandatos que le ha dejado este lunes a su relevo: "mantener el legado" que hereda en el PPdeG, construido por los equipos dirigidos por Feijóo desde 2006 y por sus antecesores, Manuel Fraga y Gerardo Fernández Albor.

   En su intervención en la Junta Directiva que ha convocado el 18º Congreso del PPdeG para los días 21 y 22 de mayo en Pontevedra, Feijóo ha evitado mencionar expresamente a Rueda, pero sí ha aprovechado para citar una frase que le dirigió a él el expresidente Mariano Rajoy en el cónclave de Sevilla, y ha pedido ante la plana mayor del partido que su sucesor tenga "el mismo apoyo" que él ha recibido.

   Tener "más", ha añadido, sería "imposible". Y al tiempo que ha advertido que el que tome las riendas del PPdeG tendrá que "ganarse el liderazgo" después del cónclave", también le ha garantizado "una colaboración inquebrantable" por su parte --como él, ha dicho, tiene de Mariano Rajoy o de Pablo Casado--.

   Ese respaldo "inquebrantable" para el nuevo líder del PP gallego lo tendrá desde "donde esté", que será de forma inmediata en la sede del partido en Génova, pero que en breve, ha remarcado, podría ser como "inquilino" de la "casona" de La Moncloa.

"FARO DE LA ESTABILIDAD DE LA POLÍTICA AUTONÓMICA EN ESPAÑA"

   Feijóo, quien ha agradecido a Miguel Tellado su labor como secretario general del PPdeG y ha recordado que se lo lleva al PP estatal, no ha escatimado en deberes para quienes sigan en Galicia en esta nueva etapa: "Algo sencillo e importante es que sigáis siendo el faro de la estabilidad de la política autonómica en España", ha trasladado.

   "Mantener la estabilidad de gobierno de una nacionalidad histórica es muy importante como efecto demostrador de que la política puede ser útil y puede hacerse de otras maneras", ha remarcado, antes de arrancar el primer gran aplauso de los suyos al proclamar que la política gallega es "una de las grandes políticas de Europa", y de contraponerla con la "inestabilidad" del Gobierno de Sánchez.

"UN EQUIPO PREPARADO Y UNIDO"

   Feijóo ha confesado que no habría dado el salto a la política estatal "si no supiera que en Galicia hay un equipo "preparado", así como "unido y capaz de proseguir y continuar" el legado que, entre otros, ha impulsado él y sus equipos en los últimos 16 años, en los que ha conseguido ganar de forma consecutiva por mayoría absoluta cuatro veces.

   A renglón seguido ha defendido el congreso, satisfecho con que "el futuro del PPdeG lo decidirá el PPdeG" y de que se vaya a hacer por la vía de la unidad --salvo sorpresa, habrá una sola lista encabezada por el líder del PP pontevedrés, quien ha recibido el apoyo de los otros tres 'barones' provinciales (el ourensano Manuel Baltar, la lucense Elena Candia y el coruñés Diego Calvo)--.

   No en vano, ha reivindicado que los partidos "maduros" no se hacen "daño" al decidir "el futuro" porque entienden que, a veces, hay que alguien tiene que dar "un paso al lado" para que otro, con su apoyo, pueda dar "un paso al frente". Y ha dado las "gracias a todos", de forma contundente, por su comportamiento en este proceso.

   "Creo firmemente que los liderazgos no se señalan", ha dicho, para añadir que, de hecho, considera que el liderazgo se gana después del cónclave. Su sucesor, ha añadido, "solo será líder si es capaz de mantener el liderazgo después" del cónclave, con la suficiente "responsabilidad y altura de miras" como para que el partido "lo acepte como líder".

"UNIDAD, PLURALIDAD Y APERTURA"

   Y ha recetado, en clave interna, una unidad que "convoca a todos", trabajar para "anchear" el partido "que más se parece a Galicia", y también mantener la "pluralidad" en una formación cuya mayor fuerza y patrimonio "no son las siglas ni los logos" sino los militantes y los electores. Eso sí, ha afirmado que cuando concluya este cónclave "no habrá territorio que se pueda sentir vencedor" pero tampoco "derrotado".

   "Cuando el PPdeG se renueva, gana Galicia y, por tanto, gana el PPdeG. No hay vencedores, ni derrotados", ha proclamado, antes de incidir en otra idea que él también trasladó en Sevilla, que su consejo es obviar los "carnés" porque "Galicia no exige carnés para servirla". Por ello, en su opinión este congreso "debe concluir con un PPdeG más abierto y plural, más ancho".

   "Los procesos internos de los partidos inteligentes se hacen para sumar. No sobra nadie, faltan muchas personas aún. El partido de Fraga y Albor puede ser de muchos más gallegos", ha agregado, convencido, en todo caso, de que "los mejores fichajes del PP están en casa, en el PP". "El PP es la mejor cantera de gestores, de políticos y de servidores públicos", ha agregado.

"SEGUIR COSECHANDO MAYORÍAS ABSOLUTAS"

   "Aquí tenemos a los primeros espadas de la política gallega, a gente con mucha formación, con trienios de servicio público, a gente que ganó alcaldías, que gobernó diputaciones, que estuvo siempre desde el principio. Y a otras personas que igual no estuvieron porque no tuvieron tanta suerte", ha añadido, antes de volver a poner el foco sobre cuál será el reto de la nueva dirección del partido: ganar y gobernar.

   Al respecto, ha insistido en su convicción de que si se repite la fórmula de éxito basada en "unidad, trabajo e ilusión" el PPdeG podrá "seguir cosechando mayorías absolutas". "En las siguientes elecciones, en las siguientes y en las siguientes", ha apostillado.

   De hecho, tras elogiar el camino de la unidad que parece marcar el proceso de relevo interno, ha afirmado que él no tiene "ninguna duda" de que vendrán más éxitos electorales y ha sugerido que, por ello, PSdeG y BNG, están "nerviosos". Y ha apelado a obviarles: "nosotros a hablar de Galicia y ellos, del PP de Galicia, como siempre".

Más información