Actualizado 04/08/2015 09:42 CET

Galicia registra una nueva caída del paro

Paro, parados, oficina del Inem
Foto: EUROPA PRESS

A CORUÑA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Galicia ha registrado en el mes de julio una nueva caída del paro, con 12.691 personas menos en las listas de demandantes de empleo, según informa el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

   La comunidad autónoma gallega registró en julio 216.371 parados, frente a los 229.062 del mes de junio, lo que supone un descenso del 5,54% respecto al mes anterior y un 9,95% en relación al del año pasado al contabilizar 12.691 y 23.908 desempleados menos, respectivamente, en tasa intermensual e interanual.

   Galicia se sitúa, además, entre las 16 comunidades autónomas en las que baja el paro, junto a autonomías como Andalucía, con una caída de 19.319, y Cataluña, que registra un descenso de 9.162 personas menos que buscan trabajo. En todo el Estado, el paro baja en 74.028 personas, el mayor descenso en este mes desde 1998.

   Todas las provincias gallegas registran también un descenso. Así, A Coruña, con 85.563 parados, contabiliza 4.637 desempleados menos;  Lugo, con 20.807 personas sin trabajo, experimenta un descenso de 1.658 personas; Ourense, con 24.108 parados, tiene en julio 1.451 demandantes de empleo menos y Pontevedra se suma a esta caída, con 4.945 personas menos demandantes de trabajo en las oficinas del servicio público de empleo y con un total de 85.893 parados.

Lo más leído

  1. 1

    Detenida una mujer tras cortar una cuerda de sujeción de un operario a una altura de 13 plantas

  2. 2

    Primera querella contra Illa tras salir de Sanidad, por homicidio, lesiones y prevaricación en su gestión de la pandemia

  3. 3

    Melvin Capital retira su apuesta contra GameStop tras la revuelta de inversores desde un foro de Reddit

  4. 4

    Al menos 700 personas, entre políticos y altos cargos, se han vacunado ya sin corresponderles y sólo 9 han dimitido

  5. 5

    El coronel Sánchez Corbí, que fue cesado por Marlaska como jefe de la UCO, deja la Guardia Civil por la empresa privada