El gas natural licuado como combustible marino podrá ahorrar 21,2 millones de euros a la flota gallega

Publicado 03/02/2019 12:29:47CET
REGANOSA - Archivo

Reganosa adapta sus instalaciones y dará servicio directo o a través de un barco de suministro en el puerto exterior o zonas de fondeo cercanas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El gas natural licuado (GNL) se perfila como una alternativa de combustible marino que, en el caso gallego, supondría un ahorro de hasta 21,2 millones de euros en el caso de que la flota pesquera y de titularidad autonómica se pasara a este suministro.

Así lo ha explicado a Europa Press el director del proyecto HUB de Reganosa, Carlos Vales, que dirige la adaptación de la entidad ubicada en la ría de Mugardos para propiciar este cambio. El año 2020 será el momento culmen para el inicio de las operaciones de gas natural licuado a pequeña escala, que actualmente ya se realizan de forma ocasional y, para ello, la terminal de Reganosa que opera en Ferrol dispondrá de nuevas infraestructuras y procedimientos que ahora están en desarrollo al amparo del proyecto europeo CORE LNGAS hive.

Si se tiene en cuenta la situación medioambiental, supondría dejar de contaminar toneladas de CO2. Concretamente, según los datos aportados por Reganosa atendiendo a precios de mercado --con el barril de Brent en torno a 60 euros--, el gas resulta un 40% más barato y reduce en un 100% las emisiones de óxidos de azufre y partículas, un 90% las de óxidos de nitrógeno y un 20% las de dióxido de carbono, 233.435 toneladas.

"Se trata de un recorte crucial teniendo en cuenta que solamente 16 de los mayores portacontenedores liberal tanto dióxido de azufre como todo el parque mundial de coches", ha afirmado Carlos Vales.

La idea es que los buques a gas natural licuado puedan aprovisionarse en la propia terminal de Reganosa, ubicada en el puerto considerado más resguardado del norte de la península Ibérica --no cerró al tráfico desde 2001--. También se ofrecerá el servicio a través de un barco de suministro en el puerto exterior ferrolano y en zonas de fondeo próximas.

Además, tal y como explica la compañía, los restantes puertos gallegos de interés estatal accederán igualmente a esta mejora por medio del transporte marítimo o terrestre de gas natural licuado.

Navantia también se podrá beneficiar de esta ventaja, toda vez que sus astilleros fueron en 2018 los cuartos del mundo en reparación de barcos gaseros, que también consumen gas natural licuado.

ACTUACIONES DE REGANOSA

La terminal de Mugardos ya está habilitada para recibir en su muelle tanto grandes metaneros Q Max como pequeños buques que cargarán partidas de GNL para suministrar a barcos que las utilicen como combustible.

Reganosa empezó este camino en diciembre de 2014, para llegar a la situación de combinar la pequeña y la gran escala, cuando recibió por primera vez al Coral Energy, un transporte de 150.000 metros cúbicos. También en abril de 2017 atracó su primer gasero de la categoría Q Flex, el Al Utouriya, de 217.000 metros cúbicos.

La empresa se inició en el objetivo de convertir su terminal en el hub de GNL de la zona atlántica en sucesivos proyectos europeos. Carlos Vales ha destacado la "trascendencia" de este proyecto se basa en que por el corredor del Atlántico, a cuyo borde este se encuentra la terminal de Ferrol, navegan cada año 40.000 mercantes, además de otros 38.541 barcos que tienen su base en Galicia.

En este sentido, ha indicado que "pueden acceder" al suministro todos aquellos de nueva construcción diseñados para este combustible o aquellos buques que ahora consumen fuel y adapten su motorización. La flota mundial, ha explicado, "aumenta a un ritmo anual que oscila entre el 15 y el 20%", de forma que si se mantiene este crecimiento, en 2015 habrá 700 grandes barcos de este tipo y serán 2.150 en el año 2035.

El propio puerto de Ferrol, el de A Coruña --inscrito en la red básica-- y el de Vigo --incluido en la red global-- son susceptibles de beneficiar de actividad de Reganosa, a lo que hay que sumar Navantia --por su liderazgo en reparación y revisión de gaseros--.

En declaraciones a Europa Press, el director del proyecto Hub ha remarcado que "las oportunidades de Ferrol son muy grandes", porque su puerto ya dispone de una terminal de GNL que se está preparando a pequeña escala. Pero además, el resto de puertos podrán ser abastecidos por cisterna o gabarra y tendrán la posibilidad de instalar en sus muelles pequeñas plantas satélite de GNL: "El beneficio será para todos los puertos de interés general".

Asimismo, Vales, que ha incidido en compromiso de la Xunta con este proyecto y el pronunciamiento favorable del Parlamento de Galicia, ha remarcado que disponer de gas natural licuado para suministrar supondrá, para el puerto de Ferrol, la posibilidad de "captar tráficos" y para los astilleros, "completar su oferta de servicios y ganar competitividad".