El gobierno de Santiago presenta un proyecto para reformular los presupuestos en vigor "para llegar a final de año"

Publicado 18/07/2019 20:28:29CET

   El ayuntamiento mueve 8,6 millones de euros de las cuentas municipales para hacer frente a "necesidades inaplazables"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Santiago ha presentado un proyecto de presupuestos para lo que resta de año 2019 en el que reformulan las actuales cuentas en vigor --prorrogadas del ejercicio anterior, 2018-- ante la necesidad de hacer frente a cuestiones "inaplazables" cuantificadas en más de 8,6 millones de euros.

   Según ha anunciado la concejala de Economía y Hacienda, Marta Abal, el proyecto de presupuestos para 2019 es de 109.876 euros, prácticamente igual a las cuentas en vigor, correspondientes a las aprobadas por Compostela Aberta para el ejercicio de 2018 y que están prorrogadas al no prosperar el proyecto para este año, en el que el consistorio compostelano ha cambiado de gobierno.

   Así, el presupuesto total del ayuntamiento sube hasta los 113 millones de euros tras sumar las cuentas de los organismos autónomos Incolsa, Tussa y el Auditorio. "El presupuesto que se presenta es un presupuesto esencialmente técnico con el que se atienden las necesidades inaplazables, que no pueden se atendidas con cargo al presupuesto prorrogado de 2018", ha apuntado Abal, que cifra estas cantidades en más de 8,6 millones de euros que impiden que el ayuntamiento "llegue a final de año".

   De este modo, el ayuntamiento tendrá que endeudarse por valor de casi 3 millones de euros para hacer frente a estas cuantías que, en todo caso, no impedirán que el consistorio cumpla con la regla de gasto, como ha asegurado la responsable de Hacienda del gobierno compostelano.

2,3 MILLONES PARA GASTO DE PERSONAL

   Así las cosas, de esos 8,6 millones de euros de necesidad de crédito, la mayor partida está dedicada a gastos de personal, que se lleva 2,3 millones de euros para la subida salarial de los empleados municipales, el incremento en la cotización a la seguridad social de los policías locales o sentencias de personal, entre otras cuestiones.

   Otros 1,9 millones de euros van a parar a gastos corrientes en bienes y servicios. Así, el gobierno local pretende dar cobertura a las previsiones de facturación de servicios postales del presente ejercicio, la aportación municipal del proyecto Edusi o el contrato de gestión del servicio de recogida de basura y limpieza viaria.

   Además, en el apartado de gastos financieros, el gobierno necesita 273.000 euros para abonar distintas sentencias judiciales y otros 245.000 euros para el copago a la Xunta de las escuelas consorciadas, aspecto recogido en el capítulo de transferencias corrientes.

   Por otra parte, el ayuntamiento cuantifica en más de 1,6 millones de euros lo necesario para el apartado de 'Inversiones reales', en el que recogen cuestiones como facturas de gasto que corresponden a inversiones del ejercicio de 2018 y pagos de sentencias, entre otras cuestiones.

   Por último, el proyecto de presupuestos establece una necesidad de crédito de 2 millones de euros para transferencias de capital para hacer frente al pago de la anualidad de 2019 de los convenio con la Xunta para la financiación de la pasarela de la estación intermodal y la integración paisajística de entrada de los caminos de Santiago en la capital gallega.

"ACTUACIONES PRIORITARIAS"

   Además, Marta Abal ha informado que el gobierno que encabeza el alcalde Xosé Sánchez Bugallo incluye otras "actuaciones prioritarias" en el proyecto de cuentas "a pesar de contar con muy poco margen de maniobra".

   Entre ellas se encuentran actuaciones de promoción de la ciudad, la elaboración del Plan Director del Xacobeo 2021 y de los planes estratégicos de Turismo y de 'Santiago 2020-2030', el estudio de alternativas para el solar del antiguo colegio Peleteiro, la conectividad de Lamas de Abade y Conxo y, por último, el programa de la próxima navidad.

   La concejala ha remarcado que se trata de un documento "técnico" sin intenciones "políticas" ante el "ajustado margen de maniobra", por lo que confían en que los grupos en la corporación santiaguesa no se opongan a su aprobación.