Actualizado 26/04/2007 17:27 CET

El Hospital Xeral de Vigo apunta a que un paciente fue el portador de la bacteria que afectó a 25 enfermos entubados

Ocho afectados permanecen aislados y el Sergas dice que desde el viernes no se detectaron nuevos casos

VIGO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Médicos del Hospital Xeral de Vigo, donde el pasado 10 de abril se detectó un brote de la enterobacteria 'morganella morganii' que afectó a 25 enfermos entubados, apuntaron hoy a que el germen llegó a través de un paciente, e hicieron hincapié en que se barajan "fundamentalmente enfermos y no profesionales del propio hospital", según concretó la jefa de Medicina Preventiva del centro, Margarita Cueto.

Varios responsables de los departamentos médicos del centro implicados en tratar este brote, comparecieron hoy en rueda de prensa para confirmar los hechos ocurridos y "aclarar" diversas cuestiones al respecto de esta bacteria. Así, explicaron que la 'morganella' es una bacteria "convencional" de origen intestinal, cuya forma de contagio es la manipulación "de algo que ha estado en contacto con heces", según explicó el responsable del área de Infecciones del Xeral, César Martínez, quien aún así calificó el brote de "poco habitual".

El director médico del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo, Orlando Saavedra, elevó a 25 el número de enfermos afectados por esta enterobacteria, frente a los 13 que se comunicaron inicialmente. Actualmente sólo permanecen aislados ocho, cuatro en la unidad de reanimación y otros tantos en la de críticos. Todos ellos evolucionan favorablemente y están, según los facultativos "en vías de curación".

A pesar de que los sanitarios destacaron que esta bacteria se combate con antibióticos convencionales, admitieron el "riesgo añadido" que supuso para los pacientes, porque ya poseían "patologías de base preocupantes". Por otra parte, la doctora calificó como "importante" el hecho de que desde el pasado viernes no se han detectado nuevos casos y recordó la evolución favorable de los ocho enfermos actuales.

Sobre la bacteria, destacó que estaba localizada en las vías aéreas, una circunstancia que, según explicó Cueto, "es la primera vez" que les ocurre en el centro sanitario vigués. La 'morganella' coloniza el tubo intestinal, pero en esta ocasión se trasladó a las vías respiratorias provocando una "neumonía nosocomial", que se puede tratar con antibióticos, en unos individuos que estaban ya enfermos y hospitalizados.

FOCO

Desde que ocurrieron los hechos, existe un grupo de seguimiento formado por profesionales de distintas áreas como Medicina Preventiva, Reanimación, Enfermaría, Medicina Interna y Microbiología, que trabajan realizando pruebas para hallar el posible foco tras la aparición del germen en las zonas de UCI, Reanimación y Unidad de Recuperación Post Analgésica, durante un control rutinario.

Asimismo, este comité, que realiza evaluaciones diarias de la situación y emitirá informes al respecto, decidió aumentar el número de efectivos sanitarios para adecuarlos a las demandas actuales así como poner a disposición nuevas dependencias.

En cuanto a la localización del posible foco del que ocurrieron los contagios, la doctora Cueto destacó que se están realizando cultivos clínicos y sobre todo ambientales, pero que de algunos de ellos fueron negativos o todavía no han salido resultados. En este sentido, añadió que barajan "muchas hipótesis".

Por su parte, el doctor Martínez destacó que en la mayoría de este tipo de enterobacteria, y el caso de la neumonía "no se llega a saber su origen" e incidió en que están "en el camino de eliminarla" mientras que recalcó que todos los enfermos "han salido bien".

Además, el jefe del servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos, Carlos Vara, destacó una serie de medidas tomadas a raíz del brote, como la restricción del acceso de enfermos a la UCI o la apertura de nuevas áreas para acoger los nuevos ingresos. Así, destacó que también se han realizado traslados a otros centros como O Meixoeiro, mientras que se permanece con la atención en las áreas de referencia del Xeral, como es el caso de la neurocirugía.

Sobre la incidencia de este brote de 'morganella' en la actividad del hospital, los médicos confirmaron que, además de los traslados de algunos pacientes de la UCI a otros centros, algunas operaciones tuvieron que ser reprogramadas. Según concretaron, en los últimos días se suspendieron un total de 34 operaciones quirúrgicas, debido a factores como la huelga de personal, incidencias en otros departamentos y el propio brote. En el caso de las consultas externas no se vieron afectadas.

Finalmente, los facultativos recordaron que se trata de un problema de tipo "técnico" y aseguraron que tanto el cuadro profesional encargado como los procedimientos que llevan a cabo son "garantía de seguridad", al tiempo que concluyeron que su actuación en este episodio responde a la que se lleva a cabo de forma habitual cuando surge un brote patológico.