El ICOMOS alerta del "grave impacto" de un polígono en O Pino sobre el Camino de Santiago y propone medidas correctoras

Actualizado 10/07/2007 20:13:37 CET

Plantea habilitar un paso alternativo para los peregrinos y prohibir estacionar maquinaria o almacenar material en sus proximidades

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un informe del Comité Español (CNE) del ICOMOS advierte del "grave impacto" que tendrá sobre el Camino de Santiago y su entorno el proyecto de construcción de un polígono industrial-comercial en el Ayuntamiento de O Pino (A Coruña), muy próximo a la ciudad de Santiago de Compostela.

En este trabajo, al que ha tenido acceso Europa Press, se indica que la construcción de este polígono en un área de cerca de un millón de metros cuadrados "afecta sustancialmente al Camino Francés de Santiago y los valores de su entorno", tanto en su antiguo trazado como en su recorrido actual.

Entre las medidas correctoras que incorporó una resolución de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta se incluyen la tala de árboles no autóctonos que bordean el actual Camino alternativo y su sustitución en aquellas zonas del mismo que quedarán 'atrincheradas' por otras variedades autóctonas preferentemente definidas tanto en especie como en tamaño.

El informe también se refiere a una denuncia de la Asociación Gallega de Amigos del Camino de Santiago, según la cual el Ayuntamiento de O Pino anunció recientemente el comienzo de las obras, al tiempo que se iniciaba la tala del arbolado, incluyendo algunas especies autóctonas, y el desmonte del terreno.

El ICOMOS expresa su sorpresa por el hecho de que, habiéndose previsto medidas destinadas a paliar el posible impacto de las obras generadas en el área afectada por este Plan Parcial sobre otros bienes arqueológicos, no se prevean con el debido rigor las que serían necesarias para evitar el grave impacto que tales obras causarán en los valores de un bien de reconocido valor mundial como es el Camino de Santiago y su entorno.

MEDIDAS CORRECTORAS ADECUADAS

Así, advierte de que las obras necesarias para la realización del Plan de suelo urbanizable para uso industrial-comercial y el acondicionamiento previsto del entorno inmediato del Camino "pueden afectar o incluso destruir el trazado" de esta ruta si no se toman las medidas correctoras adecuadas.

Para paliar el impacto "severo" sobre del proyecto sobre el Camino de Santiago propone "medidas correctoras mínimas" como la señalización de la traza del elemento en los planos de obra, así como a la prohibición de uso de esta zona para estaciones maquinaria pesadas o almacenar material de construcción en sus proximidades.

También apunta que sería interesante, dentro de lo posible, tratar de reducir temporalmente el tránsito de maquinaria en esta zona de especial interés histórico-artístico. Además, considera que sería conveniente habilitar un paso alternativo para los peregrinos durante el período de construcción del polígono, que les permitiese un paso fluido y sin obstáculos hacia Santiago.

El ICOMOS igualmente plantea ejercer un control y un seguimiento más exhaustivo a las obras que que afecten de manera directa al Camino, llegando a realizarse un seguimiento a pie de obra si el carácter de los trabajos así lo aconsejasen.

Como medida recomendada, cita reforzar o reconvertir la masa arbórea existente en la zona inmediata al Camino de Santiago con el fin de que pueda servir de pantalla evitando que las nuevas instalaciones sean demasiado visibles.