Actualizado 21/02/2015 16:43:33 +00:00 CET

Inician procedimiento de sanción de 60.001 euros para 38 ultras

MADRID/A CORUÑA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Secretaría de Estado de Seguridad --que dirige Francisco Martínez-- ha iniciado el procedimiento sancionador contra 38 personas acusadas de participar en la reyerta del pasado 30 de noviembre en los aledaños del estadio Vicente Calderón de Madrid entre el Frente Atlético y los Riazor Blues, han informado a Europa Press fuentes de Interior.

    Aquel enfrentamiento se saldó con la muerte del ultra del Deportivo de la Coruña, Francisco Javier Romero Taboada, conocido con el nombre de 'Jimmy'.

   Según las mismas fuentes consultadas, se les acusa de cometer una infracción muy grave a la Ley contra la Violencia en el Deporte y en concreto contra el artículo 23.1.a relativo a la participación activa en altercados, riñas, peleas o desórdenes públicos en los recintos deportivos o sus aledaños. Se propone una multa de 60.001 euros y prohibición de acceso a recinto deportivo durante cinco años para todos ellos.

   Tras la propuesta en ese sentido de la Comisión Antiviolencia, la Secretaría de Estado de Seguridad hará una calificación de los hechos como infracción muy grave y nombrará como instructor a un funcionario de la Delegación de Gobierno en Madrid. Al mismo tiempo dará traslado a los 38 perjudicados, que podrán hacer alegaciones. Una vez el instructor concluya el expediente, el secretario de Estado tendrá que confirmar la sanción de 60.001 euros o modificarla.

   Francisco Martínez ya ha firmado la imposición de esa multa y la prohibición de acceso a recinto deportivo durante cinco años a una persona que celebró en la red social Twitter el asesinato del seguidor radical 'Jimmy'.

   "Quiero manifestar mi más absoluta y sincera alegría por la muerte del Depor. Un hijo de puta que no la liará otra vez. Ojalá mueran más", decía este individuo en uno de sus comentarios en la citada red social. "Los del Frente Atlético asesinos, tenéis retrasito verdad? Habían quedado para pegarse ambas partes. Lástima es que solo ha muerto uno", añadía.