Inspección Laboral baraja un fallo en el sistema de desplazamiento de la plataforma como la causa del accidente del AVE

Actualizado 07/09/2007 21:50:40 CET

Asegura que la empresa subsanó carencias de seguridad laboral y que no constan indicios de abuso en la jornada laboral

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un fallo en el sistema que controla las maniobras de desplazamiento de la plataforma del viaducto del AVE sobre el río Arenteiro, que provocó la rotura de los alambres que la sujetaban, es la causa del accidente en las obras que hoy provocó la muerte de un trabajador y heridas de diversa consideración a otros cuatro operarios, según las primeras hipótesis del departamento de Inspección Laboral desplazado al lugar del siniestro.

La directora xeral de Relacións Laborais de la Xunta, Pilar Cancela, explicó a Europa Press que ese "error" en la maniobra de desplazamiento provocó la rotura de los alambres que la sujetaban y a ello se unió que "el segundo artilugio de seguridad no fue capaz de sostener el peso", con lo que la plataforma se empezó a desplazar y en su caída derribó el pilar que la estaba sujetando.

Técnicos de Inspección Laboral y del Centro de Saúde Laboral se desplazaron hasta las obras del AVE a su paso por el municipio ourensano de O Carballiño para realizar una primera evaluación de las causas del siniestro y recabaron el testimonio de directivos de la empresa responsable de las obras --la UTE FCC-Comsa, a través de la subcontrata zamorana Valdalla-- y de operarios que trabajaban junto al fallecido y los cuatro heridos en el turno de noche.

Respecto a las denuncias de los sindicatos por supuestas deficiencias de seguridad laboral en las obras del AVE, la responsable de Relacións Laborais señaló que el tramo Ourense-Lalín del AVE en el cual se registró el accidente fue visitado por los inspectores, que detectaron algunas carencias. No obstante, no se llegaron a levantar sanciones porque la empresa "subsanó todos los requerimientos" mediante sus propios sistemas de prevención.

Asimismo, Pilar Cancela indicó que no tienen "ninguna constancia" de que en estas obras se infringiese la legislación laboral o el convenio colectivo en cuanto a las horas de trabajo del personal, aunque advirtió de que, si se llegasen a detectar abusos de la jornada laboral en las investigaciones en mayor profundidad que se han emprendido, "se actuará con toda contundencia".

Al respecto, apeló a "no criminalizar a nadie" sin conocer los resultados de las diversas investigaciones que se han abierto desde Inspección y Salud Laboral; el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif); y tanto la UTE FCC-Comsa, como la subcontrata Valdalla y la empresa responsable del control informático de la evolución de la maniobra de desplazamiento de la plataforma.

La responsable de Relacións Laborais reconoció que existe "cierto abuso en la encadenación de subcontratas", por lo que resaltó el refuerzo del marco legal mediante el real decreto de ámbito estatal que obligará a las comunidades autónomas a contar con un registro de empresas y que no se pueden encadenar más de tres subcontrataciones.

DRAMÁTICA

Por su parte, Virginia Rodríguez, una miembro de Protección Civil que se desplazó hasta el lugar del accidente para ayudar en las labores de rescate de la víctima y de los heridos, describió como "dramática" la situación que se encontraron. "Tardamos tres minutos en llegar aquí desde que recibimos el aviso del 112", explicó en declaraciones a Europa Press.

"La escena era dramática porque había gente arriba, en el puente, que estaban gritando que los sacaran de allí y nosotros no podíamos acceder porque estaban echando piedras para abajo", explicó Virginia Rodríguez, quien relató que sobre el puente había "por lo menos" 13 trabajadores más, por lo que la tragedia pudo ser todavía mayor, advirtió.