El IPC baja un 0,8% en julio en Galicia y la inflación sigue en el 2,3%

Variación mensual del IPC en julio en Galicia
EPDATA
Actualizado 14/08/2018 10:54:36 CET

  

La tasa anual del transporte asciende al 6,1%, mientras que menaje, ocio y cultura están en negativo (-0,5%)

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 (EUROPA PRESS)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) disminuyó un 0,8% en julio respecto a junio en Galicia, pero la tasa interanual se mantuvo sin variación, en el 2,3%, según los datos que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, y tras acumular un incremento del 0,1% en lo que va de año, la inflación en la comunidad gallega continúa registrando su mayor cifra desde abril de 2017, cuando alcanzó el 2,8%.

En el conjunto estatal, la bajada intermensual fue del 0,7% y la inflación se sitúa también una décima por debajo del dato gallego, en concreto en el 2,2%.

Por grupos, la tasa anual del IPC asciende al 6,1% en el caso del transporte y al 4,4% en el de la vivienda. Está en negativo (-0,5%) tanto en menaje como en ocio y cultura.

Mientras, en relación con el mes anterior, el mayor repunte se dio en hoteles, cafés y restaurantes (+1,4%), mientras que el retroceso más pronunciado fue el de vestido y calzado (-12,5%).

CAÍDAS MENSUALES EN TODAS LAS COMUNIDADES

En tasa mensual, los precios cayeron en julio en todas las comunidades autónomas, con La Rioja (-1,1%), Murcia (-1,1%), Extremadura (-1,1%) y Andalucía (-1%) a la cabeza.

Les siguen Canarias y Castilla-La Mancha(-0,9%); Castilla y León, Comunidad Valenciana y Galicia (-0,8%); Aragón y Asturias (-0,7%); Cataluña (-0,6%); Baleares, Cantabria, Madrid y País Vasco (-0,5%); y Navarra (-0,3%), que registra el menor descenso mensual.

En términos interanuales, el conjunto de las 17 comunidades presentó tasas positivas en julio. Las tasas más elevadas correspondieron a Castilla-La Mancha (+2,6%) y Cantabria (+2,5%), y la más baja, a Canarias (+1,8%).

MODERACIÓN DE LA TASA ANUAL

Estadística señala que en la moderación de la tasa interanual del IPC de julio ha influido principalmente el menor encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, especialmente por la bajada de los precios de pescado, marisco y aceites, y también por el descenso de los precios de los paquetes turísticos en relación al nivel de hace un año.

La tasa interanual de julio es la vigésimo tercera tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 2,2% superiores a los de hace un año.

Tras haber registrado en enero una tasa interanual del 0,6%, la más baja en 16 meses, el IPC interanual volvió en febrero a superar el 1%, tendencia que se mantuvo en marzo y abril. En mayo ya se alcanzó la barrera del 2%, a la que no se llegaba desde abril de 2017.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima en julio, hasta el 0,9%, con lo que se sitúa 1,3 puntos por debajo del IPC general.

En el séptimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 2,3%, con lo que se mantiene respecto al mes de junio.

TRANSPORTE, ALIMENTOS Y VIVIENDA

En la moderación del IPC interanual de julio ha influido el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya variación desciende siete décimas, hasta el 1,8%, como consecuencia de la bajada de los precios del pescado y marisco y aceites y grasas, frente a las subidas del año pasado, y también por la disminución de los precios de las frutas, mayor que la de 2017.

Asimismo, la tasa interanual de ocio y cultura se reduce más de un punto, hasta registrar un descenso del 0,6%, debido principalmente a que el aumento de los precios de los paquetes turísticos es menor este mes que el registrado en julio del año pasado.

El transporte también contribuyó a la moderación de la tasa interanual del IPC, ya que con una variación anual del 5,9%, se sitúa dos décimas por debajo de la del mes anterior, debido al descenso de los precios del transporte aéreo de pasajeros, que se incrementaron el año anterior, y a que los precios de los carburantes y lubricantes bajan más este mes que en julio de 2017.

Por el contrario, vivienda, cuya tasa aumenta más de un punto y se sitúa en el 3,7%, a causa de la subida de los precios de la electricidad, gas y gasóleo para calefacción, frente a las bajadas de hace un año; y hoteles, cafés y restaurantes, con una variación del 2%, tres décimas más que en junio, debido a la mayor subida de los precios de los servicios de alojamiento, presionaron al alza el IPC de julio.

LAS FRUTAS, LA LUZ Y EL TURISMO IMPULSAN LOS PRECIOS EN EL MES

En términos mensuales, el IPC cayó 0,7% en relación a junio, el segundo mayor descenso del año sólo superado por el 1,1% de enero, debido principalmente al descenso de los precios de vestido y calzado por el inicio del periodo de rebajas, de alimentación y bebidas no alcohólicas, de menaje y de transporte.

En concreto, el grupo de vestido y calzado redujo su tasa un 12,6% por el inicio de la temporada de rebajas de verano; mientras que en alimentos y bebidas no alcohólicas, que presenta una variación del -0,7%, destaca el descenso de los precios de las frutas.

En menaje, cuya tasa cae un 0,8%, resalta la disminución de los precios de los artículos textiles para el hogar y, en menor medida, de los muebles y accesorios; y transporte, con una variación del -0,2%, recoge la bajada de los precios de carburantes y lubricantes.

En cambio, la evolución mensual de ocio y cultura es positiva, con un incremento del 1,6%, por el aumento de los paquetes turísticos, al igual que vivienda (+0,9%), debido al alza de los precios de electricidad y gas. Hoteles, cafés y restaurantes crecen un 0,6%.

DESCENSO DE LA ROPA Y CALZADO POR LAS REBAJAS

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron la calefacción, alumbrado y distribución de agua (+1,7%), turismo y hostelería (+1,7%), patatas y sus preparados (+1,4%) y la carne de ovino (+1,2%).

Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en prendas de vestir de niño y bebé (-18,8%), prendas de vestir de mujer (-14,6%), calzado de niño (-11,3%), calzado de mujer (-10,3%), calzado de hombre (9,5%), prendas de vestir de hombre (-9,2%) y complementos de ropa (-6,7%). También destaca el descenso de las frutas frescas (-5,8%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentan los mayores descensos de precios son los aceites y grasas (-5,1%), el azúcar (-2,5%), el transporte público interurbano (-2,3%), los objetos recreativos (-2,3%) y textiles y accesorios para el hogar (-1,1%).

En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios en el último año los experimentan las frutas frescas (+13%), las patatas y sus preparados (+9,2%), el transporte personal (+6,7%) y la calefacción, alumbrado y distribución de agua (+6,5%).