Actualizado 02/09/2016 09:45 CET

La madre de Diana Quer: "Estoy bastante hundida, triste y destrozada, pero con fe en Dios"

Diana Quer
GUARDIA CIVIL

"¿Ni siquiera en este momento de ausencia pueden determinadas personas dejar una guerra que ha hecho tanto daño?", se pregunta López-Pinel en una misiva

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, desaparecida en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) hace 10 días, afirma estar "bastante hundida, triste y destrozada", después de que el Juzgado de instrucción número 2 de Ribeira haya decidido retirarle cautelarmente la custodia de su hija menor.

   En declaraciones a Europa Press, con todo, López-Pinel asegura que se encuentra "con fe en Dios". Rechaza "entrar" a responder "los comentarios" de su exmarido, que este jueves dijo que la retirada de la custodia de la menor, "desgraciadamente", llegaba "muy tarde", aun sin guardar relación con la desaparición de su hija mayor, que tiene 18 años.

   En todo caso, López-Pinel ha remitido una carta a los medios de comunicación para expresar "desde lo más hondo" de su corazón la "tristeza" que siente, una "tristeza" --asegura-- motivada principalmente por la desaparición de su hija y por la "angustia y sufrimiento" que ello le provoca.

   "Mi corazón no alcanza a entender nada de lo que está pasando a mi alrededor en estos momentos. Tener lo que más quieres lejos de ti es el peor sufrimiento, pero tener a tu hijo lejos y no saber si está vivo, no se puede explicar con palabras, es un sentir", remarca la madre de Diana Quer.

"ESTO NO LE PARECERÍA NADA BIEN"

   "Desde el principio he mantenido que, ya que mi hija no puede, yo sería su voz, y hoy quiero levantarla para decir que todo esto no le parecería nada bien: Ni la gente que ha salido diciendo ser su amiga, ni el amigo que dice haber sido algo más, ni las supuestas discusiones que no fueron, y por supuesto, y mucho más importante: sentiría vergüenza de ver que se están anteponiendo temas que nada tienen que ver con ella, ni con su edad, ni con su vida, como son los relacionados con juzgados y demás cosas de pareja que no tienen que afectarle", advierte.

   La carta de López-Pinel continúa señalando que "Diana es una niña todo corazón" y reafirmando que "ahora no está", antes de lanzar una pregunta: "¿Ni siquiera en este momento de ausencia pueden determinadas personas dejar una guerra que nunca debería haber existido y que ha hecho tanto daño?"

   "Mi única preocupación es que aparezca. Nada más. Gracias a todos", concluye.

    Todo lo que se sabe del caso de Diana Quer