Publicado 22/06/2015 16:24CET

Manuel Martínez (PSdeG) acusa al BNG de mantener "una actitud hipócrita"

Veiga justifica aclara que "los condicionantes" para el próximo mandato "no son los mismos que en 2011"

LUGO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Becerreá y candidato socialista a presidir la Diputación de Lugo por el PSOE, Manuel Martínez, ha acusado este lunes al portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, y al Bloque de mantener "una actitud hipócrita y de falta de coherencia".

Así lo ha manifestado a dos días del pleno de investidura donde los nacionalistas han anunciado que no votarán al candidato socialista por estar imputación en relación a unas obras en el municipio de Portomarín y antes de comunicar el Bloque que daba por interrumpidas este lunes las negociaciones con el PSdeG en torno a la renovación de las diputaciones.

Martínez, que es también el responsable provincial en funciones de Vías y Obras, le ha recordado a Xavier Vence que "fue él mismo el que trazó una línea divisoria entre imputaciones por corrupción y las de tipo administrativo". "Que sería en la que presuntamente estaría yo inmerso y no en una imputación por corrupción", ha precisado.

"Y esa línea divisora que pone para su partido debería ponerla para los demás. Yo no soy militante del BNG, yo tengo que atenerme a los estatutos del PSOE y los cumplo escrupulosamente", ha sentenciado Martínez.

Además, el candidato socialista apela a que está "exactamente igual que antes de declarar". "Estoy inmaculado", ha asegurado. "Yo fui a declarar al juzgado (hace más de un año) en unas diligencias de investigación y tras esa declaración no hubo ninguna medida cautelar, ni fianza, ni tengo que firmar en el juzgado periódicamente", ha abundado.

Finalmente advierte que "no" va a "permitir" que Vence le "convierta en un corrupto y un sinvergüenza". "Porque no lo soy", ha apostillado. "Espero que el sentido común les lleve a retornar la situación y conformar un gobierno de progreso que piden los ciudadanos de la provincia de Lugo", ha añadido.

Asimismo, insiste en que su imputación viene dada por "un tema administrativo" y reconoce que "el director técnico era de vías y obras, pero la obra y todo el expediente se tomaron en la Unidad de Proyectos de la Diputación". "Eso pasó hace un año, ni me acordaba. He pasado de ser un imputado de mierda a un imputado de élite", ha concluido.

COHERENCIA

Por su parte, antes de comunicar el Bloque la interrupción de las negociaciones con los socialistas, el vicepresidente en funciones de la Diputación de Lugo, el nacionalista Antonio Veiga, presumió de "coherencia" en su rechazo a que el alcalde de Becerreá y portavoz socialista en funciones en el ente provincial presida el organismo debido a su imputación por supuestas regularidades en unas obras en Portomarín.

"Nosotros en primer lugar reafirmamos nuestra coherencia, desde luego el BNG tenía clara esta propuesta, non es un veto, es una propuesta, una declaración de principios, y no es de ahora, todo el mundo sabía cual era la postura del BNG", ha defendido presentar las actividades del programa Cultura Aberta 2015.

"Hay un escenario abierto, pero vamos a respetar esas negociaciones, que se están haciendo en clave de país para las tres diputaciones", reconoció antes de que el Bloque las diera por interrumpidas.

Por otra parte, Veiga justificó que el BNG haya continuado en el gobierno provincial tras la imputación de Martínez hace un año en base a que "en 2011 se negoció para 2011-2015 y a partir de ahora se abre un escenario, negociar 2015-2019, y los condicionantes no son los mismos, desde luego, que en 2011".

Para leer más