Medio centenar de personas piden en Vigo que ante casos como el de Juana Rivas la Justicia se ponga "gafas lilas"

Concentración feminista contra la sentencia que condena a Juana Rivas
EUROPA PRESS
Publicado 30/07/2018 13:11:18CET

VIGO, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de medio centenar de personas se han concentrado en la mañana de este lunes en la ciudad de Vigo para protestar en contra de la sentencia que condena a Juana Rivas a cinco años de prisión y a seis de privación de la patria potestad de sus hijos, para reclamar que, ante casos como este, la Justicia se ponga "las gafas lilas para ver las cosas de otra manera".

La portavoz de Feminismos Unitarios Puri Bernárdez, ha criticado que esta sentencia vuelve a mostrar que la Justicia es "patriarcal" y "usa argumentos criminalizadores de las acciones de las mujeres". Frente a ello, ha exigido un cambio en la Justicia, lo que en su opinión pasa por que los jueces tengan más preparación que les permita "darse cuenta de cuándo se trata de un maltratador".

En este sentido, ha considerado que el que a Juana le hayan quitado la custodia "parece una venganza", que constata que "hay jueces que viven en el patriarcado". Así, a través de un manifiesto leído a continuación por otra portavoz, el colectivo ha mostrado su "indignación" por la sentencia de Ribas, que "fue firmada el mismo día del juicio" cuando "merecía un tiempo de reflexión".

Ante ello, y tras pancartas con mensajes como 'Vivas e libres, non á violencia machista' y 'a complicidade institucional é violencia criminal', han exigido "una clara posición del Gobierno de España" y la aplicación del pacto de Estado sobre violencia de género, que incluye medidas para responder a casos como el de Rivas. "Juana no está sola", han sellado.

En este ámbito, Bernárdez ha añadido que la concentración de Vigo, a la que seguirán otras a las 20,00 horas de este lunes en Santiago, A Coruña y Pontevedra, buscan "llevar a la calle la violencia machista que se ejerce dentro de casa". "Lo único que hacemos es sacarlo, porque en casa nadie se entera", ha concluido.