Los operadores de telefonía móvil están abiertos a un estudio "independiente" como piden vecinos de Moraña (Pontevedra)

Actualizado 08/06/2007 21:36:35 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro operadores de telefonía móvil están dispuestos a someter las antenas ubicadas en Santa Lucía, en el municipio pontevedrés de Moraña, a un análisis "independiente y con garantías de ecuanimidad" tal y como demandan vecinos de la zona, que reclamaron un estudio epidemiológico porque temen que la exposición a campos electromagnéticos esté relacionada con "el elevado número" de casos de cáncer diagnosticados.

El portavoz de los operadores de telefonía móvil sobre despliegue de antenas, Carlos Cernuda, resaltó, en declaraciones a Europa Press, los "elevados" márgenes de seguridad de las antenas instaladas en España en general, y en concreto en la provincia de Pontevedra, ya que según sus datos, emiten una media "800 veces por debajo" de los niveles recomendados por la Unión Europea.

En opinión de los operadores, el problema radica en el desconocimiento de la población en torno a las antenas de telefonía móvil, por lo aseguraron no tener "ningún problema" en que se lleve a cabo un estudio "con absoluta transparencia".

Además, transmitieron "un mensaje de tranquilidad y seguridad" a los vecinos de Moraña porque aseguraron tener la "absoluta seguridad" de que las antenas de telefonía móvil "no provocan ningún tipo de cáncer".

Al respecto, el portavoz de los operadores recordó que sendos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Asociación Española contra el Cáncer descartan cualquier relación entre antenas y patologías cancerígenas y que el Ministerio de Sanidad ha avalado que estas infraestructuras "cumplen la ley".