Ovejero recibe de alumnos gallegos el premio Bento Spinoza

Actualizado 05/11/2014 20:23:34 CET
José Ovejero en rueda de prensa en Santiago
Foto: EUROPA PRESS

Contrapone la violencia "conservadora" de Tarantino con la de autores como Haneke que reflexionan sobre "quiénes somos"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El escritor José Ovejero (Madrid, 1958) ha recibido este miércoles el premio de ensayo Bento Spinoza, que conceden alumnos de institutos gallegos --organizado por el IES Rosalía de Castro, de Santiago de Compostela-- por su obra 'La ética de la crueldad'.

   En rueda de prensa esta tarde en Santiago, ha reconocido que "es especial" recibir un premio que conceden alumnos, ya que "nunca había oído" que existiese alguno de estas características, y porque "un escritor está acostumbrado más bien a ser juzgado por críticos literarios" de los que se espera "un determinado criterio".

   "Cuando te enfrentas a lectores más jóvenes realmente no sabes qué esperar", explica un Ovejero que dice que le hace "ilusión" este galardón, precisamente, porque "se desmiente toda esa serie de tópicos de que los jóvenes no leen, no se interesan por lo complejo, toda esa serie de estupideces que una generación acostumbra a decir de la siguiente".

   Por su parte, Joaquín, uno de los jóvenes que ha formado parte del jurado, ha valorado "la originalidad" de la obra, ya que no están "acostumbrados" a ensayos que aborden cuestiones como la crueldad y "da que pensar". Asimismo, el jurado también ha valorado lo "enriquecedor" de descubrir diversas referencias culturales a las que se hace mención en el libro para poder aproximarse a ellas.

   Este galardón lo han concedido alumnos del IES Chano Piñeiro, de Forcarei; IES Leiras Pulpeiro, de Lugo; IES Agra do Orzán, de A Coruña; IES Julio Prieto Nespereira, de Ourense, y el IES Rosalía de Castro, de Santiago. La obra de Ovejero se ha impuesto a 'Gente Peligrosa', de Philipp Blom; 'Para unha crítica do españolismo', de Camilo Nogueira, y 'Vidas Sintéticas', de Ricard Solé.

REFERENCIAS

   En 'La ética de la crueldad', ganador también del Premio Anagrama de Ensayo, Ovejero explora una selección de obras literarias, que mezcla con referentes cinematográficos, teatrales y 'performances'. Entre estos autores, se encuentran las novelas de Georges Bataille, Elias Canetti, Luis Martín-Santos, Cormac McCarthy, Juan Carlos Onetti o Elfriede Jelinek.

   De tal forma, Ovejero defiende que puede haber ética en la crueldad, aunque ha dejado claro que "no se está hablando en la vida cotidiana", sino de representaciones artísticas que "llevan una carga ética", ya que "son una provocación, un ataque al lector o al espectador" y "hacerle reconsiderar sus propias opiniones".

   Ovejero (Madrid, 1958) ha publicado novela, cuentos, ensayo, teatro y poesía, y entre sus obras figuran 'La España que te cuento', 'China para hipocondriacos', 'Los políticos y la plaga' y 'Las vidas ajenas'.

   Tras remarcar que "nunca han corrido tiempos para el ensayo", ha hecho hincapié en que "uno hace lo que le interesa hacer", "igual que corren malos tiempos para la poesía", pero cree que el ensayo "tiene una repercusión" en el mundo cultural.

DEBATE ENTRE PROFESORADO

   Durante la rueda de prensa, el director del IES Rosalía, Ubaldo Rueda, se ha referido al "enorme debate" que ha suscitado esta obra entre los alumnos, e incluso el profesorado.

   De hecho, una parte del profesorado hizo mención a que creía el libro "excesivamente duro" para los chavales, en especial, la parte en la que se aborda la obra 'Historia del ojo', de George Bataille. Sobre este extremo, Ovejero no cree que el libro sea "duro" para los jóvenes, ya que "están confrontados" con la representación de la violencia a diario "en el cine, la literatura o los videojuegos".

   "No creo que la violencia sea algo novedoso para ellos y de lo que debamos protegerlos", sostiene. A renglón seguido, ha indicado que libros que se abordan en su ensayo como 'Auto de fe', de Elias Canetti; o 'El Astillero', de Juan Carlos Onetti; puede haber cosas que "igual no llegan de todo" si se es demasiado joven o por falta de experiencias aunque se tengan "40 o 50 años", "pero no pasa nada", porque "uno no entiende ni la mitad de la cosas que hay alrededor".

   Al respecto, defiende que "no son niños de 10 años, a esta edad no hay que protegerlos de nada, se protegen ellos solos si lo necesitan". De hecho, en el libro se hace mención a que "la crueldad no es falta de optimismo, sino lo contrario", y ha explicado que hace referencia a Nietzsche y su idea del pesimismo como parte de la "energía de un deseo destructivo, que es la primera fase para construir algo sólido".

TARANTINO Y HANEKE

   Por ello, Ovejero defiende que "la crueldad en el arte es una forma esperanzadora de arte". En esta línea, considera que "la violencia en sí puede ser catártica, pero tan catártica como inútil", y pone como ejemplo que a autores como Tarantino, que "utiliza esa catarsis de una manera muy conservadora", puesto que: "Nos da aquello que en el fondo queríamos, matar a Hitler", ha dicho en alusión al film 'Malditos bastardos'.

  "Qué bien, no se le pudo matar (a Hitler), ni a todos los verdugos, pero en el cine lo matamos, es un momento espléndido de la película, da gusto cómo los ametrallan a todos, pero al final nos está mintiendo, nos está tranquilizando, mientras que hay otras violencias, catárticas o no, que sí ponen un poco en tela de juicio, quiénes somos, nuestros deseos, lo que ocultamos", reflexiona un Ovejero que ha contrapuesto el uso de la violencia de Tarantino con otros directores como Michael Haneke, autor de 'Funny games' o 'Caché'.