Publicado 09/03/2021 11:37CET

El padre de la niña hallada fallecida en Cospeito (Lugo) confía en que el juicio contra la madre se celebre en 2021

   Coincide con Fiscalía en solicitar para su exmujer la prisión permanente revisable, pero pide que el Código Penal recoja la "cadena perpetua"

   LUGO, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   José Manuel Leal, el padre de Desirée, la niña de siete años que aparecía muerta en la casa de la madre en mayo de 2019 en Muimenta --en el municipio de Cospeito (Lugo)--, confía en que el juicio contra la exmujer y presunta asesina se celebre "en ocho meses", es decir, antes de que concluya 2021.

   En el juzgado de Vilalba que lleva el caso, ya solo falta el escrito de la abogada de la defensa, puesto que tanto la Fiscalía, como la acusación popular --encarnada por la Fundación Amigos de Galicia-- y la particular --en nombre del padre-- han presentado los cargos contra la mujer, para la que solicitan la prisión permanente revisable.

   Ante estas peticiones, el padre de la menor ha confesado que "satisfecho" no "es la palabra", ya que él iría más allá y solicitaría "la cadena perpetua para esta escoria humana", ha dicho, en alusión a su exmujer, que se encuentra en la cárcel de Teixeiro (A Coruña).

   En este contexto, José Manuel Leal ha incidido en que hay que ir a la "pena máxima que existe en el Código Penal", que es la permanente revisable, pero ha insistido en que este texto tendría que ser revisado, "como se hace con el Código de Circulación".

   "En este país, parte de la sociedad está convencida de que las cárceles están para reinsertar, claro que es para reinsertar a cierta clase de personas que comete delitos, pero quien quita la vida a una persona o comete una violación para mi esas personas no son reinsertables", ha valorado.

   Así, ha calificado a la que fue su mujer --en el momento de los hechos, ya llevaban cuatro años separados-- como un "monstruo humano".

EL JUICIO, "CADA VEZ MÁS CERCA"

   José Manuel Leal no duda de que el juicio está "cada vez más cerca", ya que plantea un horizonte de "ocho meses" para la vista oral que se celebrará en la Audiencia Provincial bajo la fórmula de jurado popular. Esto le lleva a interpretar que "tal vez se pueda celebrar antes de que finalice el año".

   "Aquí (en el juzgado de Vilalba) se da por terminada la fase de instrucción y pasará a la Audiencia de Lugo. Y en Lugo también tendrá sus tiempos. Además, se pueden pedir actuaciones nuevas, hay sus tiempos", ha añadido Leal.

   Finalmente, el padre de Desirée ha aprovechado para censurar la instrucción que lleva el juzgado de Vilalba, lamentando las "prisas" de la titular para dar traslado de las diligencias a Lugo y los "fallos" cometidos durante la investigación.