Publicado 01/03/2021 14:49CET

Los partidos coinciden en llamar a la prudencia ante la desescalada, pero BNG y PSdeG piden a la Xunta "más recursos"

Varias personas en la terraza de un bar en el barrio de Bouzas, en Vigo, Galicia (España), a 28 de febrero de 2021. Los gallegos afrontan este domingo el tercer día de desescalada progresiva después de que este viernes 26 de febrero comenzara el alivio de
Varias personas en la terraza de un bar en el barrio de Bouzas, en Vigo, Galicia (España), a 28 de febrero de 2021. Los gallegos afrontan este domingo el tercer día de desescalada progresiva después de que este viernes 26 de febrero comenzara el alivio de - Marta Vázquez Rodríguez - Europa Press

   El PPdeG advierte que, en caso de tener que adoptarse nuevas restricciones, la economía gallega "volvería a caer un 1,5%" en 2021

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los tres partidos con representación en el Parlamento de Galicia (PP, BNG y PSdeG) han hecho este lunes una llamada unánime a la "responsabilidad" y a la "prudencia" de los gallegos para respetar las normas sanitarias frente a la covid, después de que en el primer fin de semana de desescalada en la hostelería y en los cierres perimetrales las administraciones detectasen conductas incumplidoras.

   A pesar de coincidir en este aspecto, tanto nacionalistas como socialistas han puntualizado que, frente a una mayoría de la ciudadanía que se comporta "de manera ejemplar", la Xunta debe dotar al Servizo Galego de Saúde (Sergas) de "más medios y recursos".

   Así se ha pronunciado, primeramente, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, quien en rueda de prensa ha manifestado su preocupación por que "las cosas se hagan bien" en esta reapertura: "Más que una desescalada, tenemos que ser conscientes de que seguimos viviendo en una situación de pandemia".

   En este sentido, tras destacar que "la mayoría de los gallegos están cumpliendo de manera ejemplar", ha aseverado que "no todo depende del comportamiento individual". "Se necesitan más medios y recursos para las labores de rastreo, para reforzar la sanidad pública y para que la campaña de vacunación vaya lo más rápida posible", ha sentenciado Pontón.

   Por su parte, en otra rueda de prensa ofrecida este lunes en la Cámara gallega, el portavoz parlamentario y secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha vuelto a apelar a la prudencia de toda la ciudadanía en la desescalada iniciada el viernes. Así, ha pedido a los gallegos que "no se relajen" para dar una "respuesta colectiva suficiente" a la pandemia y evitar que haya retrocesos.

   En este contexto, también ha considerado necesario que la Xunta supervise el cumplimiento de las normas publicadas en el Diario Oficial de Galicia (DOG). De este modo, ha emplazado al Ejecutivo autonómico a "utilizar todos los mecanismos del estado de alarma" para evitar que la desescalada implique retrocesos.

   "Es hora de la prudencia de la ciudadanía pero también de que el Gobierno gallego asuma que las restricciones más relajadas no pueden conllevar más riesgos", ha apuntado.

PUY ADVIERTE SOBRE NUEVAS RESTRICCIONES

   En la llamada a la prudencia también ha coincidido el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, quien ha comparecido tras la reunión del Grupo Popular y ha compartido la "preocupación" de todos sus diputados por las imágenes vistas este fin de semana por toda la geografía gallega.

   "Es una preocupación por la necesidad de que en la desescalada no haya minorías que incumplan las normas y nos puedan llevar a una nueva restricción de la actividad. Sería, ciertamente, una pena", ha expresado.

   Para ilustrar este impacto en el conjunto de la Comunidad, ha dado cifras que el Foro Económico de Galicia estima para 2021: "En el supuesto de volver a tomar medidas restrictivas después de la segunda ola y la tercera, la economía gallega volvería a caer un 1,5%".

   Eso sí, de acuerdo con estas previsiones, el crecimiento del producto interior bruto (PIB) gallego se elevaría un 8,8% en caso de que en verano ya haya una "inmunidad de grupo" por el avance de la campaña de vacunación. Pero, en caso de que la llegada de dosis "se siga retrasando", la subida de la economía sería solo del 4,8%, ha matizado Puy.

   Por eso, ha constatado que la en la desescalada hay que tener "cuidado", porque Galicia se juega "la salud" y "el futuro".

Para leer más