La patronal gallega del metal pide un "pacto de Estado" para abaratar la energía

Enrique Mallón, secretario general de Asime
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2018 14:00:19 CET

   El sector sigue demandando mano de obra y cifra en 3.000 los trabajadores necesarios

   VIGO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) ha demandado este lunes un pacto de Estado para abaratar el "inasumible" coste de la energía, que lastra los resultados de las empresas y les impide competir con garantías.

   Así lo ha trasladado el secretario general de la asociación, Enrique Mallón, durante el acto de presentación de balance del sector, en el que ha afirmado que "se debe potenciar la compra agrupada de energía". De hecho, ha recordado que, en el seno de Asime, decenas de empresas se han agrupado para comprar la energía a la comercializadora Nexus.

   "Creemos que el coste de la energía va a ser un obstáculo para el crecimiento, está perjudicando a los balances de las empresas, y pone nerviosos a ciertos inversores", ha advertido Mallón, quien ha recalcado que "uno de los retos más relevantes del Gobierno es crear un ambiente adecuado" para la producción industrial.

   A ese respecto, el portavoz de Asime ha incidido en que la energía supone actualmente más del 20 por ciento de los costes de producción de las empresas, por lo que es una "tarea pendiente y urgente" poner fin a esta situación. "Se debe hacer un pacto estratégico nacional para buscar un coste adecuado en la producción industrial", ha aseverado.

   Así, ha urgido un "pacto de Estado" y una "reforma energética global" que pase por "potenciar el uso de energías renovables", ya que el coste energético para las empresas es "inasumible".

EMPLEO

   Por otra parte, Enrique Mallón también ha recalcado que las empresas del metal siguen demandando mano de obra, y ha incidido en que la industria metalúrgica está en disposición de crear 3.000 nuevos empleos en un año. Eso permitiría a las empresas aumentar su facturación "un mínino de un 5 por ciento" porque hay muchas industrias con carga de trabajo que podrían duplicar su producción "si tuvieran personal".

   El secretario general de Asime ha apuntado que este sector "es atractivo" para los trabajadores, por su nivel de formación y por sus retribuciones. Así, ha hecho hincapié en que los convenios sectoriales y privados del Metal "son los más altos de la industria gallega", por lo que ha hecho un llamamiento a los trabajadores jóvenes y a los recién titulados para que busquen su futuro en estas empresas.

   En esta línea, Mallón ha reclamado también un pacto nacional "por la formación" porque "no llega con 10, 15 ó 20 cursos", sino que "hay que dar facilidad" a los empresarios para que accedan a fondos para formar operarios cualificados.

   Según ha explicado, de los 3.000 trabajadores necesarios, un 70 por ciento serían para el área de Vigo. Asimismo, ha señalado que 1.600 de esos operarios trabajarían en industrias del naval.

   A ese respecto, ha recordado que hace medio año ya se cifraba en 1.200 el número de trabajadores necesarios en esa industria, de los que se incorporaron 400. Así, "sigue habiendo ahora un déficit de 800 operarios" para astilleros y empresas auxiliares, y ha recordado que, antes de la crisis, estas empresas "hacían cantera" formando trabajadores, pero ahora "ya ni se cubren las necesidades".

INFORME SEMESTRAL

   Según los datos del informe semestral presentado este lunes, la industria metalúrgica gallega, formada por casi 4.000 empresas, facturó 6.825 millones de euros en el primer semestre de 2018, un 2 por ciento más que en el mismo período del año pasado.

   Además, de enero a mayo las exportaciones del metal superaron los 3.700 millones de euros, y casi el 66 por ciento de esas ventas correspondieron al sector de la automoción, seguido por los fabricantes de maquinaria y otros productos, metalurgia y, en último lugar, naval.

   Con respecto a la automoción, metalmecánica y transporte, la facturación en el primer semestre de 2018 fue de 5.195 millones de euros (un 1,2 por ciento más). Así, la producción gallega de automóviles cerró los primeros 5 meses del año con una ligera subida del 0,8 por ciento (tras compensarse el descenso en la producción de turismos con el incremento en la furgonetas).

   En cuanto al sector naval, Asime ha contabilizado 27 unidades en cartera de pedidos, y ha recalcado que, en el primer semestre del año, los astilleros gallegos coparon el 60 por ciento de los nuevos contratos (5 en Armón, 2 en Freire y otros 2 en Nodosa).

   Por otra parte, la facturación de la construcción de estructuras metálicas aumentó hasta los 585 millones de euros, un 2 por ciento más; mientras que también creció, en el mismo porcentaje, la facturación de la industria aeronáutica gallega, hasta los 76,2 millones de euros en el primer semestre de 2018.