Piden protección para la mujer de Vigo a quien su marido prendió fuego porque amenazó con "rematar el trabajo"

Actualizado 05/03/2008 18:56:22 CET

Piden protección para la mujer de Vigo a quien su marido prendió fuego porque amenazó con "rematar el trabajo"

Actualizado 05/03/2008 18:56:22 CET

El acusado dice que "nunca" le quiso hacer daño y que "todo fue un accidente" y la víctima "quiere olvidar"

PONTEVEDRA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La vecina de Vigo cuyo marido fue juzgado por rociarla con gasolina y luego prenderle fuego aseguró que "quiere olvidar", pero las secuelas físicas de lo que vivió "se lo van a recordar siempre", y destacó que tiene miedo porque él la amenazó "con que cuando salga de la cárcel rematará el trabajo que dejó a medias", por lo que el fiscal pidió protección para la víctima.

Así lo destacó hoy en el juicio la psicóloga que atiende a la mujer, lo que llevó al fiscal a solicitar para la víctima de la violencia de género una "protección ampliamente explícita, para que el acusado no pueda acercarse a ella nunca".

El juicio contra el acusado, Manuel F.A., albañil de nacionalidad portuguesa que trabajaba en Vigo, quedó visto para sentencia con la petición del fiscal de penas que suman 65 años de prisión, al considerar probado que, "de forma intencionada", intentó matar a su esposa, "pudo haber matado a su hija y mató a su suegra", que se vio atrapada en el fuego que calcinó la vivienda.

La anciana murió intoxicada por el humo del incendio, pero los forenses confirmaron hoy en el juicio que, igualmente, hubiera muerto, aunque recibiera asistencia, a consecuencia de las graves quemaduras que presentaba en más del 40% del cuerpo.

Por contra la esposa del acusado se salvó porque huyó del fuego saltando por la ventana desde un primer piso, aunque a las quemaduras sumó otras lesiones por la rotura de varias costillas, vértebras y las dos piernas, quedando inconsciente en estado muy grave.

CONDENADO POR MALTRATO.

El acusado, que ya fue condenado por maltratar a su esposa, y aún tiene pendientes dos demandas aparte de este juicio, se limitó ayer a señalar que "nunca" le quiso hacer daño y que "todo fue un accidente".

Los peritos que analizaron su estado mental aseguraron que "no presenta patologías de interés", y que "hizo un relato muy frío de los hechos, mostrándose en todo momento indiferente".