Actualizado 12/06/2007 21:05 CET

Pleno.-La Xunta espera lograr el saneamiento y depuración integral de las rías gallegas en 2009, excepto la EDAR de Vigo

El PP acusa a Medio Ambiente de "paralizar" la ejecución de las depuradoras que permitirían cumplir la directiva europea

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, anunció hoy en el Parlamento gallego que su departamento se ha marcado el año 2009 para haber completado el saneamiento y la depuración integral de las rías gallegas, con la única excepción de la nueva depuradora de Vigo, prevista para dos años después.

En una comparecencia en la Cámara gallega, el titular de Medio Ambiente se comprometió a que en el presente ejercicio 2007 estarán licitadas todas las depuradoras de las rías gallegas y dos años después acabadas, salvo la Estación Depuradora de Augas Residuais (EDAR) de Vigo, "la obra más ambiciosa y costosa de todas las proyectadas".

De esta forma, Vázquez se mostró convencido de que en 2009 Galicia cumplirá la directiva europea de tratamiento de aguas residuales y dispondrá de un nivel de calidad de aguas que permita la actividad marisquera y el uso de las zonas de baño.

El Plan de Saneamiento Integral de las Rías Gallegas presentado hoy por el conselleiro recoge obras nuevas y otras que están ya en ejecución, con un coste superior a los 650 millones de euros. Está precedido de un estudio "pormenorizado" en cada ría y prevé la mejora de los sistemas de saneamiento y depuración y, por otra parte, actuaciones de emergencia.

MEDIDAS DE EMERGENCIA

El objetivo de estas últimas, que contarán con 8,2 millones de presupuesto, es reducir la carga microbiológica en los bancos marisqueros que pasaron de zona B a C de forma provisional, que se encuentran en la parte externa de la ría de O Burgo, la ensenada de Baiona y la parte interna de la ría de Pontevedra.

También se destinarán 6,2 millones a actuaciones prioritarias en el conjunto de las rías, que se centrarán en corregir carencias estructurales en depuradoras de las rías de Ares-Betanzos, Arousa, O Barqueiro, Cee-Corcubión, Corme-Laxe, Ferrol, Muros-Noia, Pontevedra, Vigo y Viveiro.

En cuanto a las depuradoras, están en ejecución con un presupuesto de 165 millones las de Noia, Muros, Porto do Son, Camariñas, Laxe, A Coruña-Culleredo-Oleiros-Arteixo-Cambre, Ferrol, Narón, Cedeira, Cariño y Viveiro.

Asimismo, está prevista la construcción de 13 nuevas depuradoras en Ares-Fene-Mugardos, Bergondo, Camariñas, Fisterra, Malpica, Muros, Ponteceso, Ribeira, Ribadeo, Catoira, O Grove y Poio-Raxó, con un coste de 107 millones. Por último, en 2011 estará lista la depuradora de Vigo, cuyo coste rondará los 181 millones.

RÉPLICA POPULAR

"Si hubiera licitado las obras que tenía que haber licitado, estaríamos cerca del cien por cien de cumplimiento de la normativa comunitaria", trasladó al conselleiro el diputado popular Jaime Castiñeira, que acusó a la Xunta de paralizar la construcción de las depuradoras que había dejado comprometidas el anterior Ejecutivo del PP.

Según él, Galicia lleva "dos años de retraso", en los que el Gobierno bipartito licitó un total de seis depuradoras, mientras que con anteriores ejecutivos se hizo "un esfuerzo histórico" y se pasó de 12 a 190 instalaciones de este tipo. "Hay que actuar con urgencia", advirtió Castiñeira, que aseguró que cada día se vierten a las rías gallegas 385 millones litros de agua contaminada.

Manuel Vázquez reconoció que "son muchos litros" de vertido, especialmente si se multiplican por los 16 años que estuvo el PP al frente de la Xunta y la situación no se solucionó. "Esto está como está porque ustedes lo dejaron como está, eso es un hecho científico irrefutable", sentenció.

Frente a ello, el conselleiro de Medio Ambiente aseguró que el plan de la Xunta permitirá a Galicia "sacarse dos problemas de encima" en un plazo de dos años, ya que, según explicó, con el modelo integral que propone se solucionará la cuestión de la depuración y se eliminarán las trabas a la pesca y el marisqueo.

Finalmente, aprovechó para garantizar que "no se está perdiendo ni un sólo día en la solución de la depuradora de Vigo" y anunció que se intentará acortar el plazo de ejecución de la infraestructura.

DEUDA DEL ESTADO

Por su parte, la diputada nacionalista Ana Belén Pontón destacó la necesidad de reducir los vertidos en origen a través de la implicación de las empresas, ya que reduciría los recursos empleados y "se lograrían resultados más eficaces". Además, denunció la "deuda acumulada y el trato discriminatorio" del Gobierno central al respecto de la depuración de aguas en Galicia.

Frente a ello, la parlamentaria socialista Laura Seara aseguró que en Galicia "en los últimos años se hizo lo que no se hizo en 16 años" en materia de depuración y saneamiento, por lo que concluyó que "no es justo decir que el Estado no invierte lo suficiente".