Actualizado 23/09/2015 20:14 CET

El PP de Vigo volverá a pedir auditorías de las concesionarias y el BNG reclama al alcalde que "de la cara"

VIGO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz municipal del Partido Popular en Vigo, Elena Muñoz, ha comunicado que pedirá al pleno, "por segunda vez en 100 días", aprobar "la ejecución inmediata de auditorías en las principales concesionarias de los servicios públicos locales", después de que hayan trascendido "presuntas prácticas irregulares en contrataciones" vinculadas a la Operación Patos.

"La negativa del alcalde a investigar a las grandes concesionarias de los servicios en Vigo no hace otra cosa más que agrandar las sombras de sospecha que cada vez con más contundencia recaen sobre la gestión de su gobierno", ha subrayado, antes de indicar que "si no hay nada que ocultar, que lo demuestre aceptando la realización de esas auditorías."

Además, en un comunicado la portavoz ha reclamado que el alcalde ofrezca "explicaciones urgentes" sobre las presuntas irregularidades en las contrataciones del Ayuntamiento, antes de apuntar a Caballero como "el responsable máximo de todas las acciones desarrolladas por su equipo de gobierno".

En esta misma línea, ha advertido que, aunque respeta la acción de la Justicia, el grupo municipal popular utilizará "todos los mecanismos de control y supervisión" que la ley prevé, una petición ante la que ha dicho que espera que el alcalde "no utilice el rodillo de su mayoría para impedirla".

Por otra parte, el responsable de Política Institucional en la ejecutiva local del BNG de Vigo, Serafín Otero, ha lamentado que Vigo "tenga un gobierno bajo sospecha de corrupción" y ha exigido que el alcalde "de la cara", puesto que "al margen de las responsabilidades penales hay responsabilidades políticas que deben ser asumidas".

"Las personas encausadas, empezando por el ya imputado Ángel Rivas, deben abandonar el gobierno de la ciudad", ha defendido. Igualmente, ha añadido que si el regidor vigués es imputado también "debe dimitir inmediatamente", a colación de lo que ha argumentado que "en el Ayuntamiento de Vigo no se hace absolutamente nada sin su consentimiento".

100 DÍAS DE MANDATO

Otero ha resumido que en los primeros 100 días de mandato tras las elecciones, en Vigo ha habido "más de lo mismo y nuevas sospechas de corrupción". Así, ha criticado la continuidad de las "políticas de escaparate" y ha acusado a Caballero de priorizar "sus obsesiones personalistas por ganar peso interno en el PSOE" en lugar de "atender los problemas de los vecinos".

Finalmente, en el acto nacionalista han sido presentados públicamente los resultados del proceso participativo iniciado en el BNG vigués tras las elecciones municipales, por el que se adoptó la renovación de los organismos de dirección local con el fin de "poner a punto al BNG para encarar esta nueva etapa política".

Para leer más